XXXI Domingo durante el año: reconocernos ante Dios

En el Evangelio de hoy (Mateo 23, 1-12), el Señor hace nuevamente un fuerte llamado a los que «no hacen lo que dicen.» Y añade más adelante: «Todo lo que hacen es para que los vea la gente.»

XXXI Domingo durante el año: reconocernos ante Dios

Hoy de nuevo, la invitación es a mirarnos por dentro, sinceramente. Para mirar las veces que nosotros hemos caído en esta actitud.

Vamos por parte: Jesús menciona a los llamados fariseos, que en hebreo significa ‘separado de los demás.’ Eran gente común que pensaban que estaban haciendo bien. Ellos se escandalizaban que Jesús recibiera a los pecadores. Preferían mantenerse separados porque, en el fondo, no se consideraban tan pecadores como los demás. Simplemente se creían y se sentían diferentes.

Aquí es que se complica el asunto. Si nos creemos superiores a los demás y no podemos acercarnos y amarlos como Jesús nos pide, cuidado.

Veámoslo así: Jesús quiere liberarnos del pecado, de un mal hábito, de un vicio. Él quiere perdonarnos y sanarnos. Quiere liberarnos de nuestras debilidades, que nos arrastran al pecado.

Jesús quiere darnos la libertad de los hijos de Dios, aquella que nos lleva a buscar y hacer su voluntad. Entonces, reconocernos como pecadores y necesitados de su misericordia es el primer paso para acercarnos al Señor.

Hoy Jesús nos pone a mirarnos por dentro y a mirar a nuestro prójimo con compasión. Sin juicios ni superioridades. Así que la invitación es a acercarnos a Jesús y ayudar a otros a que se acerquen también. Jesús sabe y hará el milagro necesario.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,582 other subscribers

Enlaces recomendados