XXIV Domingo durante el año: la Misericordia de Dios

El hijo menor no esperaba ser perdonado al regresar a casa. Se conformaba con ser un asalariado más. Por otro lado, el hermano mayor, no aceptaba el amor generoso de su padre. Ninguno de los dos entendía. Así nos pasa a nosotros, pues la lógica del mundo es opuesta a la lógica de Dios.

XXIV Domingo durante el año: la Misericordia de Dios

La pregunta obligada es: ¿Con cuál de los personajes te identificas más? ¿Con el padre, el hijo menor o el mayor? En esta parábola, podemos ver claramente: la rebeldía, los excesos y el arrepentimiento de uno; el orgullo y la soberbia del otro; y la alegría amorosa del padre.

Jesús quiere que veamos a Dios tal como realmente es: rico en misericordia. Él quiere que experimentemos todo el amor que tiene para nosotros, sus hijos amados.

Dice en el Evangelio (Lucas 15, 1-32): «Celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado.» Así se alegra Dios por ti.

La invitación hoy es a que abras tu corazón para recibir la misericordia de Dios. Pídele al Señor entender la lógica del amor. Pide también poder perdonar y ser misericordioso con los demás.

Les confieso que yo me identifico con este versículo, pues así ha sido Dios conmigo: «Se puso en camino a donde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió; y, echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo.»

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,578 other subscribers

Enlaces recomendados