XVIII Domingo durante el año: dadles vosotros de comer

Las Lecturas de hoy me invitan a escuchar Su voz, a seguirlo y a confiar.

XVIII Domingo durante el año: dadles vosotros de comer

Todos necesitamos en algún momento apartarnos y estar solos. En el Evangelio (Mateo 14,13-21), al enterarse Jesús de la muerte de su amigo, se va a un lugar apartado. Igual nosotros, que nos apartarnos del bullicio diario para orar. Dice la Lectura también, que la gente siguió a Jesús y Él se compadeció. Así es Jesús. Cuando lo seguimos, lo buscamos, Él se compadece, nos escucha, nos abraza. «Cerca está el Señor de los que lo invocan» (Salmo 144,18) En la Segunda Lectura, San Pablo nos anima de una manera hermosa: «…pero en todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado» (Romanos 8,37).

Sí, son tiempos difíciles, en los que tú y yo estamos llamados a ser instrumentos del Señor. A dejarnos utilizar por Él. Hoy más que nunca el Señor nos llama a ser Sus fieles servidores. A transmitir paz a los demás. La Paz que viene de Cristo. En medio de la tormenta, contagia de paz a todos a tu alrededor.

En resumen, cuando Jesús dice: «Dadles vosotros de comer» (Mateo 14,16), es una clara invitación a la caridad fraterna. Permítele hacer el milagro en ti.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMÉN

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,685 other subscribers

Enlaces recomendados