XVII Domingo durante el año: ¡Cuánto amo tu voluntad, Señor!

Imagina, si el Señor se te apareciera en sueños y te dijera: «Pídeme lo que quieras». ¿Qué pedirías? ¿Le pedirías un corazón dócil? Eso ocurrió en la Primera Lectura de hoy (Reyes 3, 5.7-12).

XVII Domingo durante el año: ¡Cuánto amo tu voluntad, Señor!

Un corazón dócil es necesario para buscar y hacer la voluntad de Dios. La voluntad de Dios siempre será mejor que la nuestra, pues Su plan es perfecto. Él sabe lo que de verdad nos conviene. Aunque de momento no entiendas, recíbela con humildad y obediencia. No es fácil, pero ciertamente es lo mejor.

Por otro lado, el Evangelio de hoy (Mateo 13, 44-52) nos habla de encontrar tesoros, pero no se refiere a materiales, sino espirituales. ¿Le pedirías al Señor tesoros espirituales?

Los católicos somos ricos, pero vivimos como pobres. Dios nos da riquezas espirituales y no las aprovechamos. Están en la Santa Madre Iglesia y nos acercamos tímidamente a esas fuentes de gracia. Todas disponibles para nuestra salvación.

Hoy el Señor nos invita a buscarlo. De nuevo, hacer la voluntad de Dios no es fácil, pero es lo mejor. «¡Cuánto amo tu voluntad, Señor!» (Salmo 118).

En tu oración hoy, pide un corazón dócil para entender y hacer la voluntad de Dios. Bien «sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien» (Rm 8, 28). Así que déjate abrazar por Aquel que dio su vida por ti y por mí. Anda, confía.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,664 other subscribers

Enlaces recomendados