XIX Domingo durante el año: ¡No tengan miedo!

Recuerdo una ocasión que tenía un problema bien grande. Yo no sabía qué hacer ni cómo resolverlo. De hecho, pensaba que aquel problema no tenía solución. Me estaba comenzando a rendir. Hasta que fui a la Capilla y de rodillas, frente al Sagrario, entendí que todo estaba en Sus manos. Jesús me pedía que confiara, que no tuviera miedo. Así lo hice, le entregué a Jesús aquel problema que me abatía. No fue un proceso fácil, pero fue de bendición. Al final todo se obró según la voluntad de Dios y entendí que era lo mejor.

XIX Domingo durante el año: ¡No tengan miedo!

En el Evangelio de hoy (Mateo 14, 22-33) vemos que Jesús nos llama a no volvernos esclavos de las preocupaciones, ni del miedo. ¿A dónde nos lleva esto? A la parálisis y una vez ahí es difícil salir. Pero no imposible.

Los discípulos sintieron mucho miedo, como nosotros en ocasiones. Pero la respuesta de Dios fue hermosa: «¡Ánimo, soy yo, no tengan miedo!» (v 27).

Más adelante Jesús le dice a Pedro: «Ven» (v 29). Pedro comenzó a caminar, pero de nuevo el miedo lo paralizó y comenzó a hundirse. Porque le quitó la mirada a Jesús. Hoy el Señor te llama a ti de la misma manera: «Ven».

Cuando le quitamos la mirada a Jesús y nos enfocamos en los problemas, nos hundimos en la duda, la tristeza, las preocupaciones, la impaciencia y la desesperación. Alguien me decía: Trato, pero me sigo enfocando en las preocupaciones. Entonces vuelve tu mirada a Jesús, que hoy te dice: «¡Ánimo, soy yo, no tengan miedo!»

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,672 other subscribers

Enlaces recomendados