XIII Domingo durante el año: toma tu cruz y sígueme

XIII Domingo durante el año: toma tu cruz y sígueme

Decía San Juan Pablo II: “La aventura de la santidad comienza con un sí a Dios”.

Cargar la cruz es parte de la vida de todo cristiano. No puede haber gloria sin sacrificio, ni hay salvación sin cruz. El Evangelio de hoy (Mateo 10, 37-42) nos dice claramente: «el que no coge su cruz y me sigue no es digno de mí».

El Señor no te dará más peso del que puedas soportar. Por lo tanto, carga tu cruz con fe y agradece a Dios por el bien que Él quiere. Jesús te da una nueva oportunidad de acercarte a Él.

Recientemente compartí con alguien que me contaba varios problemas que tenía. Mientras se desahogaba, yo percibía que se iba tranquilizando. Al final me dijo: Richie, quiero cargar mi cruz con alegría, como me pide Cristo. Gracias por escucharme.

Tomar la cruz es estar dispuesto a morir a mí mismo. Es una entrega absoluta. Dejar a un lado mis propios intereses. Suena difícil, ¿verdad? Pues Jesús nunca dijo que sería fácil. El discipulado exige sacrificios y Jesús nunca ocultó ese precio.

Mira ahora el rostro de Cristo. ¿Qué ves? Anda acércate, que no estás solo. Jesús te ayuda con tu cruz. Vamos, no te des por vencido. Sigue caminando de Su mano. Dile sí a Jesús, que dio su vida por ti.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,666 other subscribers

Enlaces recomendados