VII Domingo de Pascua: la Ascensión del Señor

Hoy celebramos la Solemnidad de la Ascensión del Señor. Dice la Palabra en Lucas 24, 46-53: «Y mientras los bendecía, se separó de ellos, subiendo hacia el cielo.» Esta es la última referencia que hace San Lucas de Jesús, en su primer libro. Sabemos que su segundo libro es Hechos de los Apóstoles, que comienza donde termina éste.

VII Domingo de Pascua: la Ascensión del Señor

Ahora, observemos el último versículo del capítulo 24: «Ellos se postraron ante él y se volvieron a Jerusalén con gran alegría; y estaban siempre en el templo bendiciendo a Dios.»

Profundicemos en esto un momento: El Padre, al enviarnos a su Hijo hecho hombre, nos mostró el poder de la humildad. Jesús obedeciendo la voluntad del Padre. Ahora podemos comprender el poder que tiene la obediencia y el amor verdadero. El pecado, la muerte y Satanás quedan derrotados. Ya pronto, los discípulos quedarán revestidos “de la fuerza de lo Alto”.

Dice San Agustín: “Hoy nuestro Señor Jesucristo ha subido al cielo; suba también con Él nuestro corazón”. Se refiere a poner nuestro corazón en las cosas del cielo, no en las de la tierra. ¿Cómo? Queda explicado claramente: Postrándonos ante Él, caminar con alegría y estar siempre bendiciendo a Dios.

Te alabamos Señor y te damos gracias porque ahora podemos conocer tu infinito amor y tu poder. Abrázame fuerte Jesús y no permitas que jamás me separe de Ti.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,574 other subscribers

Enlaces recomendados