VI Domingo durante el año: Jesús, si quieres puedes limpiarme

El leproso del Evangelio de hoy, san Marcos 1, 40-45, creía que Jesús podía sanarlo, pero no estaba tan seguro de si quería. Entonces, ante aquel pedido de rodillas, Jesús le responde: «Quiero, queda limpio.»

VI Domingo durante el año: Jesús, si quieres puedes limpiarme

Jesús, al ver la fe de aquel hombre, sintió lástima, extendió su mano, lo tocó y lo sanó. Todos necesitamos un ‘toque’ del Señor para experimentar la sanación que sólo viene de Él.

Bien sabemos que Jesús puede y quiere sanarnos. Sólo debemos acercarnos con fe y dejar que Él haga el resto.

Aquel hombre pudo experimentar el amor y la misericordia y tuvo que decirlo a todos. A pesar de que Jesús le había pedido no decirlo, no pudo aguantar el deseo de proclamarlo a los cuatro vientos. Es comprensible.

Quizás nosotros pensamos que no merecemos el perdón o que el Señor no va a querer ocuparse de nuestro problema; cuando todo lo que necesitamos es acercarnos a Él con fe, con confianza.

Muchos me cuentan que al recibir la Comunión le salen lágrimas de sus ojos. O en la Misa, o en un retiro sintieron el abrazo tierno y amoroso de Jesús. ¡Que bendición!

Dice el Papa Francisco: “La confianza en la Palabra de Dios vence la idolatría, la soberbia y la excesiva seguridad de sí mismo. Ser ‘buen cristiano’ significa escuchar lo que el Señor dice sobre la justicia, sobre la caridad, sobre el perdón y sobre la misericordia.”

Hermanos, ya pronto comienza la Cuaresma y nos preparamos para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor. Esta es una excelente oportunidad para, de rodillas, decirle: Jesús purifícame, ven y sálvame.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,582 other subscribers

Enlaces recomendados