Mother Cabrini: Háblale a mi alma, oh Señor

Esta es una hermosa oración que Santa Frances Xavier Cabrini (Mother Cabrini) rezaba después de confesarse. La oración es preciosa, ojalá y aprendamos a acudir al Sacramento de la Reconciliación con la fe y humildad de Mother Cabrini.

Mother Cabrini: Háblale a mi alma, oh Señor

Mi queridísimo Jesús, he contado todos mis pecados lo mejor que pude. Me esforcé por hacer una buena confesión, y estoy segura de que me has perdonado. Te lo agradezco. Es solo por todos Tus sufrimientos que puedo ir a la confesión y liberarme de mis pecados. Tu corazón está lleno de amor y misericordia para los pobres pecadores. Te amo porque eres tan bueno conmigo. Mi amado Salvador, trataré de evitar el pecado y amarte más cada día.

Mi querida Madre María, ruega por mí y ayúdame a cumplir mis promesas. Protégeme y no me dejes caer en el pecado. Dios Todopoderoso, arrodillada ante Tu Divina Majestad, Te adoro y, porque Tú me lo mandas, me atrevo a acercarme a Tu divino Corazón. Pero, ¿qué puedo decir si Tú no me iluminas con un rayo de Tu luz divina?

Háblale a mi alma, oh Señor, y ordéname que escuche Tu voz. Ilumina mi voluntad para que pueda poner en práctica Tus palabras. Derrama tu gracia en mi corazón; levanta mi alma agobiada por mis pecados; eleva mi mente a las cosas celestiales, para que los deseos terrenales ya no me atraigan. Háblale a mi alma con Tu omnipotencia divina, porque Tú eres mi salvación, mi vida y mi paz, en el tiempo y en la eternidad.

Fortaléceme con la gracia de Tu Espíritu Santo y dale Tu paz a mi alma para que pueda ser libre de toda preocupación y cuidado innecesario. Ayúdame a desear siempre lo que es agradable y aceptable a Ti, para que Tu voluntad sea mi voluntad. Concédeme que pueda librarme de todos los deseos impíos, y que por Tu amor pueda permanecer desconocida en este mundo y ser conocida solo por Ti.

No permitas que me atribuya el bien que realizas en mí y a través de mí, sino mas bien, que refiriéndole todo honor a Tu majestad, me gloríe solo en mi debilidad, de modo que renunciando sinceramente a toda vana gloria que viene del mundo, pueda aspirar a la gloria verdadera y duradera que proviene de Ti. Amén.


Fuente: aleteia.org

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,660 other subscribers

Enlaces recomendados