La Natividad del Señor: el asombro ante el Amor de Dios hecho Niño

La Natividad del Señor: el asombro ante el Amor de Dios hecho Niño

«Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria.»

Esta cita del Evangelio de hoy (Juan 1, 1-18) resume la razón de nuestra alegría. Hoy brincamos y saltamos, porque llegó el Niño esperado. Nuestros hogares se visten de gala y nos ponemos nuestras mejores ropas para asistir al templo, a disfrutarnos la hermosa liturgia de Navidad. Hoy todo es felicidad y alegría.

Contemplemos la escena. María, José, el Niño y los demás. Allí las condiciones no eran fáciles. José y María se las vieron difíciles para darle el mejor lugar al Niño. De hecho, sabemos que estaban en un establo, con la pestilencia típica del lugar. Allí no había lujos ni comodidades. De seguro que no era lo que ellos tenían pensado, pero era el plan de Dios.

Allí se llevaba a cabo un hermoso y trascendental momento para la humanidad. María y José se entregaron con sencillez y confiaron en la promesa. Sabían que todo sucedería según la voluntad de Dios y conforme a Su poder.

Dijo recientemente el Papa Francisco: “Si realmente queremos celebrar la Navidad, redescubramos a través del pesebre la sorpresa y el asombro de la pequeñez, la pequeñez de Dios, que se hace pequeño, no nace en el esplendor de las apariencias, sino en la pobreza de un establo”.

Hoy nos corresponde ir a adorar al Niño. Darle un beso y decirle cuánto lo amas. ¿Qué más quieres decirle?

¡Feliz Navidad hermanos!

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,598 other subscribers

Enlaces recomendados