IV Domingo durante el año: Si no tengo amor, no soy nada

«Si no tengo amor, no soy nada.» Así dice San Pablo en la segunda lectura de hoy, tomada de 1 Corintios 12 y 13. Este hermoso escrito, el cual no me canso de leer y releer, nos enseña cómo es el verdadero amor. No el de novelas, sino el amor que nos propone Jesús.

IV Domingo durante el año: Si no tengo amor, no soy nada

Un amor que perdona sin límites… y que no pasa nunca. Un amor que sólo puede estar sostenido por la mano de Dios.

Pero fíjate que también habla de la madurez que deberíamos tener en nuestra vida espiritual. «Cuando me hice un hombre acabé con las cosas de niño.»

A veces nos pasa, que nos quedamos con la catequesis que recibimos de niños y no seguimos creciendo en la fe. Estudiamos para un oficio o profesión, pero en la fe nos hemos quedado cortos. Así vienen luego las confusiones y mezcla de conceptos, que es muy común en estos tiempos.

Te propongo que los próximos días le dediques tiempo a repasar esta lectura y llevarla al corazón. Es una magnífica oportunidad para entender cómo es el amor de Dios y, por ende, es una manera de acercarte más a Dios y experimentar su amor…

Al final dice: «En una palabra: quedan la fe, la esperanza, el amor: estas tres. La más grande es el amor.»

Señor, te pido que me enseñes a amar como Tú me amas.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,580 other subscribers

Enlaces recomendados