IV Domingo de Pascua: domingo del Buen Pastor

Hoy es el Domingo del Buen Pastor y el Evangelio (Juan 10, 27-30) es uno muy breve pero profundo. Jesús describe su relación con sus ovejas así:

«Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano.»

IV Domingo de Pascua: domingo del Buen Pastor

El Señor hace varias aseveraciones que nos ayudan a entender su amor por nosotros. Con esta sencilla afirmación, Jesús revela la inmensidad del amor y el poder de Dios Padre.

Nuestro Padre celestial nos ama entrañablemente en Cristo, nos conoce a cada uno personalmente y nunca nos abandona. No existe nada que nos suceda y que Dios no vea o no sepa.

Ya no estamos sujetos al pecado, ni al miedo, ni los engaños de Satanás. Por nuestra fe, podemos vencer las tentaciones y todo aquello que nos provoque inseguridad o temor. Jesucristo, nuestro Buen Pastor, nos ha concedido la vida eterna por medio de su muerte y resurrección.

Señor aumenta mi fe, para que pueda ver tus obras en mi vida y para que pueda experimentar tu perdón y tu amor. Gracias Señor, porque Tú eres grande y poderoso, y porque no existe nadie ni nada que pueda arrebatarme de tu mano. Gracias, Señor, porque sé que nada puede separarme de Ti.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. Y confianza.

    Juanita Cano

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,580 other subscribers

Enlaces recomendados