IV Domingo de Cuaresma: Tanto amó Dios al mundo…

En este cuarto domingo de Cuaresma proclamamos el Evangelio san Juan 3, 14-21. Hay un versículo que llama mucho la atención: «Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en Él, sino que tengan vida eterna.»

IV Domingo de Cuaresma: Tanto amó Dios al mundo...

Ahora bien, ¿qué mejor muestra de que Dios nos ama profundamente que el hecho de haber entregado a su Hijo para salvarnos de la condenación eterna? Dios nos creó por amor y por eso quiso impedir la perdición de su pueblo. Tan poderoso es el amor de Dios que el pecado no lo resiste.

Dice P. Pablo Domínguez Prieto (q.e.p.d.), en su libro Hasta la cumbre: “La alegría más grande … está en el amor más grande, pero el amor más grande está en el amor que Dios nos tiene, es decir, que la alegría más grande ocurre cuando alguien reconoce que Dios le ama.”

Por eso, si rechazamos la fuerza de este amor, corremos el peligro de separarnos del Señor y sufrir muerte espiritual.

Hermanos, otra manera de explicar esto es decir que saberse amado por Dios es la mayor alegría. Entonces, si me sé amado por Él, no me queda de otra que corresponder a ese amor, amándolo a Él y amando a mis hermanos, que también son seres amados por Dios.

Seguimos este caminar en preparación para la gran noche. Y oramos juntos diciendo: Jesús, mi Señor, realmente creo que por tu cruz has vencido mi oscuridad y me has devuelto la vida divina. Quiero ser como Tú, Señor, y llevar luz y vida a este mundo tan necesitado de Ti. Ayúdame, Señor, a cargar mi cruz con alegría y confianza. ¡Te amo Jesús! Gracias por amarme a mí también.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,579 other subscribers

Enlaces recomendados