III Domimgo de Cuaresma: el celo de tu casa me devora

Hoy, tercer domingo de Cuaresma, proclamamos el Evangelio de san Juan 2, 13-25. Para los judíos, se acercaba la fiesta de la Pascua y Jesús visitó el Templo. Allí se topó con la desagradable escena de vendedores y cambistas.

III Domingo de Cuaresma: el celo de tu casa me devora

Se molestó y dijo: «Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.» Dice la Palabra que: «Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: El celo de tu casa me devora.» Jesús sentía un gran celo, porque el Templo debía ser un lugar sagrado para encontrarse con Dios.

Ahora bien, ¿vemos nosotros el templo como lugar sagrado? ¿Lo consideramos el lugar para encontrarnos con Dios? ¿O lo utilizamos para solamente socializar?

Lo primero que debemos hacer al entrar es buscar con nuestra mirada el Sagrario y saludar al Señor. Mejor aún, ir directamente al Sagrario y orar un rato. Claro, para esto hay que llegar con suficiente tiempo antes de la Misa.

Hace unas semanas, antes de la Misa de mediodía, llegué temprano para ayudar en algunos asuntos. Me encontré con una persona orando frente al Sagrario. Procuré no interrumpir su momento de oración, pero me sintió caminando y me llamó. Pensó que yo era sacerdote. Rápidamente le aclaré que soy diácono y escuché su preocupación. Le di el consejo que me inspiró el Espíritu Santo en ese momento. Y le dije que el Párroco bajaría pronto y que estaría disponible para confesión.

Fue un momento hermoso. La persona necesitaba alguien que escuchara, sin juicios ni críticas. Definitivamente, el Señor me llevó temprano ese día para que lo ayudara con unas de sus ovejitas. Así es el Señor, nos manda ayuda tan pronto se la pedimos y nos usa según Él nos necesita.

Hermanos, Jesús es el único Camino, la única Verdad, la única Vida. Vayamos al templo a tener un encuentro personal con Él. Sobre todo, estos días en preparación para la gran noche. “Vivimos para esa noche” -Beato Carlos Manuel.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,579 other subscribers

Enlaces recomendados