III Domingo durante el año: Sígueme y cambiaré tu vida

En el Evangelio de hoy (Mateo 4, 12-23) escuchamos el sencillo mensaje que Jesús salió a predicar: «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.»

III Domingo durante el año: Sígueme y cambiaré tu vida

Bien sabemos que la venida del Reino es una buena noticia, pero la realidad es que no a todos les atrae la idea del arrepentimiento. Nos cuesta, nos da trabajo o bien no lo entendemos del todo.

A veces nos engaña el orgullo, haciéndonos creer que ya somos buenos y no tenemos de qué arrepentirnos. Otras veces, cuando reconocemos que hemos pecado, puede suceder que el orgullo nos atormente y nos hace sentir culpables, pues no debimos haber fallado. En ambos casos, el enemigo se aprovecha para hacer fiesta con nosotros. Nos sentimos culpables, tristes, desanimados y la tendencia puede ser a apartarnos de la oración.

Es importante entender que el arrepentimiento sincero es el mejor medio para llegar a Dios. Los Evangelios están llenos de ejemplos, como el hijo pródigo, Tomás, la Magdalena y otros.

Cuando Pedro y Andrés escucharon la invitación de Jesús, dejaron las redes y lo siguieron. Hoy, Jesús te invita a ti a seguirlo y hacer presente el Reino de Dios en el mundo. ¿Cómo? Imitándolo a Él. Siguiendo su ejemplo. ¿Por qué? Porque Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Y tú, ¿cómo vas a responder al llamado?

Dice San Juan de la Cruz: “El que no busca la cruz de Cristo, no busca la gloria de Cristo”.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,597 other subscribers

Enlaces recomendados