III Domingo de Pascua: vosotros sois mis testigos

«Contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.» Así comienza el Evangelio de hoy (Lucas 24, 35-48). Recordemos que ellos mismo cuentan cómo les ardía el corazón. Claro, porque al encontrarnos con Jesús no podemos quedar igual, somos transformados.

III Domingo de Pascua: vosotros sois mis testigos

La Lectura sigue y Jesús se les aparece diciendo: «Paz a vosotros.» Ellos llenos de miedo y Jesús sigue: «¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior?»

Hoy te hace esta misma pregunta a ti. ¿Por qué tienes miedo? ¿Por qué la desconfianza y la duda?

Fíjate que a Jesús unos lo reconocen al partir el pan, pero a otros se les presenta enseñando las llagas: «les mostró las manos y los pies.» Así se presenta. Una prueba de Su amor por ti y por mí.

Los problemas no definen tu vida, ni el sufrimiento tiene la última palabra. Pídele al Señor que quieres renacer en el Espíritu. Esto es vivir de una manera diferente: amar más, orar más, creer más, confiar más, perdonar más. Saber que algo más grande me anima y me sostiene. Ahí encuentro la Paz que Jesús me ofrece, para animar y consolar al que lo necesita.

Un buen amigo Sacerdote dijo recientemente: “Cuando veamos las heridas de los demás y las hagamos nuestras, entonces habremos entendido lo que es la Misericordia.”

Déjate maravillar, deja que te arda el corazón.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMÉN

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,596 other subscribers

Enlaces recomendados