IV Domingo de Pascua: el Buen Pastor

«Yo doy mi vida por las ovejas». En el Evangelio de hoy, Juan 10, 11-18, tres veces dice Jesús esta expresión: «yo doy mi vida por las ovejas». ¡Hermoso!

IV Domingo de Pascua: el Buen Pastor

Pienso en tantos Sacerdotes que son verdaderos Pastores. Buenos Pastores. Que, como dice el Papa Francisco, huelen a oveja. Que desgastan su vida por sus ovejas. No dejemos de orar para que el Señor nos mande muchos buenos y santos Sacerdotes.

En el Evangelio Jesús dice también que conoce a sus ovejas. Esto es que te conoce a ti individualmente, no eres uno más, ni eres un simple número. Te conoce por tu nombre y te ama profundamente. Conoce tus alegrías y tus penas. Conoce tus desvelos y preocupaciones, tus defectos y virtudes.

Además, dice el Señor, que hay ovejas que no están en el redil y quiere atraerlas. Así es el amor del Buen Pastor. Que ama y busca a los alejados. Para que haya «un solo rebaño, un solo Pastor».

Me encanta este Evangelio. Orándolo puedo experimentar todo el amor que Jesús me tiene. Saber que el Señor «entregó libremente» su vida por amor a mí y a ti también.

Señor, quiero escuchar tu voz y despertar cada mañana convencido de que algo maravilloso va a suceder hoy.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMEN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,607 other subscribers

Enlaces recomendados