III Domingo de Cuaresma: el celo de tu casa me devora

Jesús quiere que el Templo sea un lugar santo. Que haya ambiente de oración. Lo mismo en tu casa, en tu familia y en tu matrimonio. Que oremos de corazón. Que saquemos ratos de silencio, interior y exterior. Momentos de apagar el tv, la computadora, el celular y tener un encuentro en nuestro corazón con Jesús.

III Domingo de Cuaresma: el celo de tu casa me devora

En el Evangelio de hoy (Juan 2, 13-25) Jesús habla con claridad. No quiere que el Templo se convierta en un mercado. Quiere para Su Templo algo diferente.

Dice la Palabra: “Bienaventurados los de corazón limpio, porque verán a Dios” (Mateo 5, 8). Estamos hablando de buscar y hacer la voluntad de Dios. De estar en sintonía con Él. De acoger Su voluntad con alegría. A Jesús le importa tu corazón. Él quiere que sea un lugar limpio y puro. Un lugar de encuentro con Dios. «El celo de tu casa me devora.» Jesús anhela que tu corazón sea para Él. ¿Qué esperas para entregárselo?

Señor, limpia mi corazón, te lo suplico. Te lo entrego para que hagas con él lo que Tú quieras. Lávame, límpiame, ven a mi vida y a la de mi familia, ven a mi matrimonio Señor. Te necesito. Ven, no tardes más. Necesito un toque de Ti en mi corazón.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,596 other subscribers

Enlaces recomendados