I Domingo de Adviento: una invitación a perseverar

Hoy comienza un nuevo año Litúrgico, con el primer Domingo de Adviento. Tiempo en el que utilizamos el color morado en la Misa. Tiempo de espera alegre, de preparación, de expectación. Tiempo de recogernos un poco, de desacelerar, aunque parezca imposible, para mirar nuestro interior. Busca, revisa, limpia tu interior porque pronto viene el Niño, que quiere renacer en tu corazón.

I Domingo de Adviento: una invitación a perseverar

Nos dice el Evangelio de hoy (Lucas 21) «levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación» y añade, «estad siempre despiertos» y más adelante «manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

Un Evangelio que me brinda esperanza. Por que sé que no estoy solo. Que, ante tantas cosas que están pasando, Jesús camina a mi lado. No me deja solo.

La fe es perseverar cada día. Dando pequeños pasos, pero firmes. Es tomar la decisión de amar a Jesús, cada día. Ante las tentaciones, Él nos invita a perseverar. Ante el sufrimiento, Él nos invita a cargar la cruz con alegría. Decía San José María Escrivá: “Comenzar es de todos, perseverar es de santos”. Este Adviento, el Señor me llama a prepararme bien para Su llegada. Ora con el Salmo 24: «A ti, Señor, levanto mi alma.»

Señor, ayúdame a ser más como San José.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,574 other subscribers

Enlaces recomendados