I Domingo de Adviento: una espera vigilante para Su llegada

El Adviento es un tiempo de preparación espiritual, una época en la que Dios nos extiende una invitación personal a una espera vigilante para Su llegada. En el Evangelio de hoy (Mateo 24, 37-44) Jesús nos recuerda que es preciso mantenerse despiertos y alertas «… porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre».

I Domingo de Adviento: una espera vigilante para Su llegada

Reconocer nuestras faltas y arrepentirnos de corazón es esencial para acercarnos a Jesús. En este Adviento, surge la esperanza de la nueva vida que Jesús quiere darnos, cuando aceptamos su amor.

Dios quiere y puede entrar en esa parte interior de tu ser que anhela recibirlo y así ser llenado de su gracia. Dios está a la puerta de tu corazón y espera que lo invites a entrar.

Preparemos prontamente nuestra Corona de Adviento y hoy, encendamos la primera vela como recordatorio de nuestro compromiso de acercarnos cada día más a Jesús. La oración, los sacrificios, los sacramentos nos ayudarán a lograrlo.

En esta época, procuremos apartarnos un poco de la velocidad que lleva el mundo y los deseos de comprar y fiestar, para mirarlo a Él en aquel humilde pesebre. La segunda lectura es clara, nos invita a evitar los desenfrenos, sino que «vístanse del Señor Jesucristo».

Señor, quiero acercarme a ti en este Adviento. Ayúdame a que este tiempo sea uno de verdadera gracia y bendición.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,597 other subscribers

Enlaces recomendados