I Domingo de Adviento: mirad, vigilad, velad… orad

“Nos dimos cuenta que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados, pero al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos” —son palabras del Papa Francisco que nos hacen reflexionar sobre lo que estamos viviendo.

I Domingo de Adviento: mirad, vigilad, velad... orad

Hoy es el primer domingo de Adviento y el comienzo el año litúrgico. En el Evangelio de hoy (Marcos 13, 33-37) el Señor vuele a llamarnos: «Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento».

Nuevamente el llamado es a estar listos, con nuestras lámparas llenas de aceite, ¿lo recuerdas? Más adelante en el Evangelio el Señor insiste: «Lo que os digo a vosotros lo digo todos: ¡Velad!».

Parafraseando al Papa Emérito Benedicto XVI, cita de hace unos años: que pueda “activar mi caridad, aumentar mi esperanza y fortalecer mi fe”. ¡Hermoso! ¿Pero cómo lo hago?

Pienso que el momento exige mucho de todos. Es tiempo de intensificar la oración y los sacrificios.

Si no sabes cómo orar, te invito, acompáñame, puede ser algo así: Señor restaura mi vida. Señor, lléname de Tu paz, de Tu gracia. Señor que pueda ver Tus obras, que pueda oír Tu Palabra, que cale en mi corazón, que sea dulce como la miel. Guíame, fortaléceme, cuídame, protégeme. Señor, quiero que seas mi único Rey. ¡No permitas que jamás me separe de Ti!

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,592 other subscribers

Enlaces recomendados