Domingo de la Santísima Trinidad: Tres Personas divinas en un solo Dios

Hoy celebramos la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Y, ¿por qué esto es importante? Porque este es el misterio fundamental de nuestra fe, pues se refiere a Dios mismo.

Domingo de la Santísima Trinidad: Tres Personas divinas en un solo Dios

Dice el Evangelio (Juan 16, 12-15): «Todo lo que tiene el Padre es mío; el Espíritu tomará de lo mío y os lo anunciará.»

Bien sabemos que Dios es Uno y Trino. Es uno sólo y es una comunidad de tres Personas divinas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¿Parece complicado? Pienso que lo es. Dios Trino es un misterio que no vamos a llegar a comprender. Pero vamos por partes.

Es importante saber que, no tenemos que comprender todo para tener una relación personal e íntima con cada una de las tres Personas de la Trinidad. Ellos desempeñan distintas funciones:

El Padre, el Creador. Quiere acercarse a ti como “Abba”, “Papá”, “Papito”. Dios cuida de ti.

El Hijo, el Redentor. Jesús murió y resucitó para que tú puedas tener una nueva vida en Él.

El Espíritu, el Santificador que quiere derramar sus siete dones sobre ti. Te guía y te capacita.

¿Podemos orarle a la Santísima Trinidad? Claro que sí. Santa Catalina de Siena oraba así: “Revísteme, Trinidad eterna, revísteme de ti misma para que, pase esta vida mortal en la verdadera obediencia y en la luz de la fe santísima, con la que Tú has embriagado a mi alma.” ¡Hermosa oración!

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,574 other subscribers

Enlaces recomendados