Domingo de Corpus Christi: es tanto su amor por nosotros que se quedó en la Eucaristía

Hoy celebramos la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y la Sangre de Cristo. El Evangelio narra el milagro en el que Jesús dio de comer a miles de personas (Lucas 9,11-17).

Domingo de Corpus Christi: es tanto su amor por nosotros que se quedó en la Eucaristía

Los Doce le pidieron que despidiera la multitud, pero el Señor decidió atender aquel gentío que lo seguía. Jesús, el Pastor compasivo y bondadoso, curó a los enfermos, les enseñó acerca del reino de Dios y les dio milagrosamente de comer hasta que todos quedaron satisfechos. Dice la Palabra: «Comieron todos y se saciaron.»

Hoy, nos enfocamos en la bondad de Jesús, que nos alimenta con su Cuerpo y su Sangre en la Sagrada Eucaristía. Jesús quiere compartir su amor contigo.

Hoy Jesús te espera en la Misa. Come su Cuerpo y bebe su Sangre con gratitud de corazón. Él es quien te alimenta. Él es quien puede satisfacer todas tus necesidades. Él es quien puede llenar tu corazón de paz y de perdón. Él quiere saciarte.

Dice el Papa Francisco: “Dios ha escogido el signo de la sangre, porque ningún otro signo es tan elocuente para expresar el amor supremo de la vida donada a los demás”.

Te invito a visitarlo y decirle “te amo Jesús”, lo demás, déjaselo a Él.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,574 other subscribers

Enlaces recomendados