Domingo de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo

El texto más importante en el que se revela la Santísima Trinidad por parte de Jesús es este de hoy (Mateo 28, 16-20): «Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.»

Domingo de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo

Hoy celebramos la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Este es el misterio central de nuestra fe y de la vida cristiana. Representan unidad. Son uno entre ellos y quieren que seamos uno con ellos, en armonía y en amor.

San Juan Pablo II en la Audiencia General del 9 de octubre de 1985, dijo: “La Iglesia profesa su fe en el Dios único, que es al mismo tiempo Trinidad Santísima e inefable de Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.”

Para mí, la clave del Evangelio está aquí: «Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días…»

Me doy cuenta que no estoy solo y que Dios me acompaña en todo momento. Gracias Señor porque sé que ese sencillo par de huellas en la arena, son las tuyas mientras me cargas.

Jesús, no sabes lo feliz que me siento desde que te sigo. Ayúdame a dar lo mejor de mí cada día. Ayúdame a reflejarte a Ti.

Hermanos, hemos recibido, no un espíritu de esclavitud, para tener temor, sino un espíritu de hijos adoptivos… «que nos hace gritar: ¡Abba!» (cfr. Rm 8, 14-17).

Papá, Papito, ¡te amo y te necesito en mi vida!

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,607 other subscribers

Enlaces recomendados