25 de diciembre: comulga

25 de diciembre
comulga
y deja que el Amor ponga su morada en ti

25 de diciembre: comulga

Hoy quiero compartirte una historia que contó el Papa Francisco en su homilía de anoche, en la Misa de Medianoche:

Una hermosa leyenda cuenta que, cuando Jesús nació, los pastores corrían hacia la gruta llevando muchos regalos. Cada uno llevaba lo que tenía: unos, el fruto de su trabajo, otros, algo de valor. Pero mientras todos los pastores se esforzaban, con generosidad, en llevar lo mejor, había uno que no tenía nada. Era muy pobre, no tenía nada que ofrecer. Y mientras los demás competían en presentar sus regalos, él se mantenía apartado, con vergüenza. En un determinado momento, san José y la Virgen se vieron en dificultad para recibir todos los regalos, muchos, sobre todo María, que debía tener en brazos al Niño. Entonces, viendo a aquel pastor con las manos vacías, le pidió que se acercara. Y le puso a Jesús en sus manos. El pastor, tomándolo, se dio cuenta de que había recibido lo que no se merecía, que tenía entre sus brazos el regalo más grande de la historia. Se miró las manos, y esas manos que le parecían siempre vacías se habían convertido en la cuna de Dios. Se sintió amado y, superando la vergüenza, comenzó a mostrar a Jesús a los otros, porque no podía sólo quedarse para él el regalo de los regalos.

Querido hermano, querida hermana: Si tus manos te parecen vacías, si ves tu corazón pobre en amor, esta noche es para ti. Se ha manifestado la gracia de Dios para resplandecer en tu vida. Acógela y brillará en ti la luz de la Navidad.

Hoy es un día especial y, si eres como yo, quisieras poder darle un regalo al Niño Dios… es tanto lo que Él nos regala cada día que, además de nuestro agradecimiento, sería precioso poder darle algo de nosotros. A mí me gustaría—muchísimo—poder tenerlo en los brazos, mimarlo, hablarle… ¿Y sabes qué? ¡Podemos hacerlo en la Eucaristía! Jesús vuelve a nosotros cada vez que comulgamos, la Hostia Consagrada es Él, vivo, es su Cuerpo, su Sangre, su Alma y su Divinidad. Hace dos mil años tomó la apariencia de un pequeño Niñito, hoy toma la apariencia de un pedacito de pan. Pero en ambos casos es Dios, que quiere fundirse en un abrazo contigo y conmigo, un abrazo que nos llegue hasta el alma y nos deje impregnados de su presencia.

Este día recibe el regalo de poder comulgar a Jesús Eucaristía y entrégale el regalo de recibirlo con una fe viva, tomándolo en tus brazos y acunándolo en tu corazón. ¡Feliz Navidad!


La frase para la reflexión de cada día de Adviento está tomada del Calendario de Patricia y Nacho (con la ayuda de Enca y Nito) y se inspira en las lecturas del día.

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,648 other subscribers

Enlaces recomendados