XXXII Domingo durante el año: las diez vírgenes

Usualmente nos preparamos cuando vamos a recibir una visita. Nos preparamos para llegar a tiempo al trabajo, para tomar un examen, para participar de una reunión y hasta para hacer un viaje largo. Podemos decir que se nos va la vida preparándonos para lo que viene.

XXXII Domingo durante el año: las diez vírgenes

De la misma manera, debemos prepararnos para atender nuestra vida espiritual. En el Evangelio de hoy (Mateo 25, 1-13) Jesús nos dice: «… velad, porque no sabéis el día ni la hora».

El Señor te podría llamar hoy mismo, o mañana. Pregúntate, ¿estás listo? Si estuvieras ahora mismo frente al Señor, ¿qué le dirías? Sabemos cuál va a ser la pregunta: ¿Cuánto has amado? Creo que, si sabemos de antemano la pregunta del examen final, deberíamos poder pasarlo fácilmente.

Ha llegado el momento que pienses seriamente: ¿Estás listo para responderle a Jesús?

Te invito a tomarte un tiempo apartado de todo y reflexionar. ¿Cuánto has amado? Prepárate, llena de aceite tu lámpara. Acércate a Él, saca tiempo para orar, acércate a los Sacramentos. Él te espera con los brazos abiertos. La Misericordia te abraza y te dice: Aquí estoy, a tu lado, donde siempre he estado.

Es tu turno, dile a Jesús cómo te sientes y dile cuánto lo amas.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,685 other subscribers

Enlaces recomendados