VIII Domingo durante el año: lo que rebosa del corazón, lo habla la boca

El Evangelio de hoy (Lucas 6, 39-45) contiene unas verdades profundas expresadas de manera sencilla. Nos llama a ser humildes y sinceros y a reconocer nuestras faltas y así encontrarnos con el amor de Dios. Inclusive, nos llama a no ser hipócritas.

VIII Domingo durante el año: lo que rebosa del corazón, lo habla la boca

«¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?»

Nos pasa, que queremos corregir y enseñar a nuestros hermanos, cuando nosotros tenemos tanto por corregir. Nos encanta juzgar a otros y dar consejos, a veces basado sólo en lo que escuchamos en las redes.

A veces ofrecemos consejos equivocados en el área moral o espiritual. Y creemos ver con tanta claridad lo que ocurre en la vida de los demás, que no nos podemos quedar callados. Pero sobre nuestra propia vida, vemos sólo lo que nos conviene y evitamos enfrentarnos a los cambios que sabemos que tenemos que hacer.

Palabras fuertes hoy: «¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano.»

Jesús nos invita a limpiar toda la basura de nuestro corazón, para que podamos ver la Luz y entonces ayudar a mi hermano. Reconocer nuestras faltas, reconocer nuestras debilidades, corregirnos a nosotros mismos es el primer paso para poder reflejar el amor de Dios.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,580 other subscribers

Enlaces recomendados