V Domingo de Pascua: permanezcan en Mí

Jesús se muestra insistente hoy. En el Evangelio (Juan 15, 1-8) nos invita a «permanecer» en Él. Jesús advierte que, los que no permanezcan en Él, no podrán dar fruto, ni podrán hacer nada, los tiraran fuera y los echarán al fuego. Palabras duras.

V Domingo de Pascua: permanezcan en Mí

Pero mejor enfoquemos las siete veces que Jesús nos invita a “permanecer”. Una clara invitación, que sólo le falta mi respuesta. Pero, ¿cómo puedo permanecer en Él?

Permanecer en Jesús es la garantía de que nuestra vida dará frutos. Así que debemos hacer los cambios necesarios para lograrlo. Permanecer, es dejar que la Palabra cale hondo en nuestro corazón, que nos atraviese y provoque cambios. Permanecer, es ser testigos en un mundo que cada día tergiversa más los conceptos. Permanecer es cumplir sus Mandamientos. Es dedicar tiempo a las cosas de Dios. Permanecer, es vivir la experiencia de la fe contagiando a otros con la alegría de Cristo.

Permanecer es decirle sí a Jesús y tomar la decisión de amarlo cada día. Permanecer es tomar el Santo Rosario en mis manos y rezarlo diariamente.

Aquí la promesa: «Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.» Y sigue: «Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Señor, ilumina mi vida, para que pueda permanecer en Ti, y Tú en mí. ¡Te amo Jesús!

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,598 other subscribers

Enlaces recomendados