V Domingo de Cuaresma: el perdón de Jesús

Imaginemos la escena: Una turba de fariseos y escribas sobresaltados, fanáticos de la letra de la ley, aprovechan la oportunidad de presentarle una mujer sorprendida en flagrante adulterio, para tratar de confundir a Jesús y ponerlo contra la pared.

V Domingo de Cuaresma: el perdón de Jesús

El Evangelio de hoy (Juan 8, 1-11) nos presenta la historia de la mujer adúltera. Jesús, en medio de aquel tumulto, comienza a escribir con el dedo en el suelo y con su acostumbrada claridad, desarmó a los acusadores y salvó a la mujer. Les dijo: «El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.»

Dice la Palabra que ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno. Jesús preguntó por los acusadores, pero al ver que ya ninguno la acusaba, le dice a la mujer: «Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más.»

No sabemos qué pasó después con aquella mujer. Podemos suponer que, ante este hermoso encuentro con Jesús, ella hizo un cambio en su vida. Así pasa cuando experimentamos la misericordia de Dios, que nos renueva, transforma nuestro corazón y nos ayuda a ser más misericordiosos con los demás.

El Papa Francisco dijo recientemente: “Confesarse es dar al Padre la alegría de volver a levantarnos. En el centro de lo que experimentaremos no están nuestros pecados, sino su perdón”.

Ya falta poco para la Semana Santa. Jesús te invita a acercarte a la Confesión. Él te mira con misericordia y compasión, ábrele tu corazón.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,580 other subscribers

Enlaces recomendados