“The end” (El fin)

Terminamos el año. Esta noche la llenamos de fiesta. Y es bueno. Cerramos una temporada, mañana empezamos otra. Hoy la oración tiene que ser muy personal, porque tú y él conocéis muy bien la letra pequeña de este año de tu vida. Por eso, sólo me atrevo a sugerirte que hoy reces así: «Señor, gracias, perdona, y ayúdame más.»

“The end” (El fin)

Primero, gracias. Este año de vida te lo ha dado él. ¡Ánimo! Ve repasando algunas cosas que desde enero hasta hoy has recibido. Muchas que sólo conoces tú. Otras… familiares. Otras… en tu país. Otras… en la Iglesia. Otras… Y toda su gracia. Fíjate: dice san Agustín que supone mayor poder por parte de Dios el perdón de un pecado que el acto de crear el Universo. Gracias por el perdón que tantas veces me concedes. Gracias por…

En segundo lugar, perdón. Al mirar el año quizá veas que te has quedado corto en tantos asuntos en los que él contaba contigo. Temporadas de despiste por tu parte, de ir a lo tuyo, o… Señor, perdona por…

Por último, ayúdame más. Porque al empezar un año lo más seguro es contar más con él y con su Madre. Ayúdame más en cada uno de los minutos de cada uno de los días de este próximo año.

Madre mía, sigue cuidándome todos los días de mi vida. Gracias, perdón y ayúdame más.


Fuente: Diciembre. Adviento. Navidad, por el Padre José Pedro Manglano.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,596 other subscribers

Enlaces recomendados