Te puse a ti a su lado

Te puse a ti a su lado

Un hombre, viendo sufrir a otro a quien la fortuna había vuelto la espalda, indignado, se encara con Dios diciendo:

—No hay derecho, no es justo que permitas que este pobre hombre sufra tanto. Deberías hacer algo por él.

—Ya hice algo, le ­contestó Dios.

—¿Si? ¿Y qué has hecho?, replicó el hombre con tono insolente.

—Te puse a ti a su lado.

Protestar es fácil, pero estéril, no resuelve nada. Arrimar el hombro y ayudar a paliar el dolor de quienes tenemos al lado, eso es misericordia… y la misericordia NUNCA es estéril. Aunque, claro, cuesta mucho más que protestar.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,636 other subscribers

Enlaces recomendados