La alegría del perdón | Perdonar es una decisión (4)

En su libro “My first white friend” (Mi primera amiga blanca) P. Roybon, una periodista negra, describe cómo odiaba a los blancos por todo lo que habían hecho a los negros. Después de un tiempo, reconoció que su odio estaba destruyendo su identidad y dignidad, no queriendo aceptar la amistad que le ofrecía una amiga blanca del colegio. Y decidió perdonar para ser feliz.

La alegría del perdón | Perdonar es una decisión (4)

El escritor italiano Giovanni Barra cuenta una historia del Oeste americano. Old Tex había sido un bandido y había matado a un hombre llamado José Fernández. Un día, para evitar ser arrestado por la policía, llamó a la puerta de una casa de religiosas de la caridad. Le dijo a la portera:

– ¿Podría usted esconderme?

La religiosa, al principio, se asustó, pero después, sonriente, le dijo:

– Venga. Esto es una leprosería. Los que le persiguen no tendrán el valor de entrar aquí. Pero, si entran, vaya a la sala del fondo, donde están los enfermos más graves. La puerta se cerrará automáticamente.

Llegaron los guardias y se les hizo entrar a buscar al bandido. Echaron una mirada por encima, pero no se atrevieron a entrar hasta el fondo. Allí estuvo Old Tex tres días escondido. Un sacerdote misionero le habló y se convirtió. Antes de marcharse, quiso despedirse de la religiosa que lo había recibido en la puerta. Y le dijo:

– Hermana, sin usted me habrían matado. Además, he recibido un bien inmenso en mi alma.

La religiosa, con dos lágrimas en los ojos, le respondió:

– Señor Tex, si he podido hacer algo por usted, lo he hecho sencillamente por amor a Cristo, pero tengo una súplica que hacerle. No levante nunca más la mano contra su prójimo. Quizás no sabe, no puede saber lo que es el luto y el llanto de quien ha perdido a un ser querido. Entonces, él comprendió que aquella religiosa era la hija de José Fernández, a quien él había matado y que ella ahora lo amaba y perdonaba.


Del libro “La alegría del perdón”, por el Padre Ángel Peña… puede descargar este y otros de sus libros en autorescatolicos.org/angelpena.

Comentarios

  1. Me a gustado lo que aqui cuenta, que hermoso y grande es la vida con Dios.Pero porque no me hace el favor de escrivirme directamente y me contesta es que no me lee las cosas que le mando. tambien le he recomendado un libro de Mariu Baralt. ¿ Por que Isrrael? y no me dice nada es que no se molesta con el bien que le aria a usted y atodos los buenos cristianos que le redean. Yo como ya le dige ya varias veces soy mayor 85 años y estoy enfermo y necesito que me diga una Misa para que Jesus se fige en mi y me cure como curo a tantos judios donde Él andaba. Somos muchos millones y el no deve de verme pues el ya me ubiera curado
    si me notara que le quiero mucho yle quiero tocar su tunica y me curare. Ayudeme por favor.
    Reciba un abrazo en cristo. de José Cesar.-

    Jose Cesar

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,610 other subscribers

Enlaces recomendados