IV Domingo de Pascua: la Puerta de las Ovejas

En el Evangelio de hoy (Juan 10, 1-10), somos comparados con ovejas. Sorprendente, sabiendo que, por lo general, son animales torpes. Pero a su vez, muy inteligentes en lo importante: No siguen la voz de un extraño.

IV Domingo de Pascua: la Puerta de las Ovejas

Este bello animal se acostumbra a la voz de su pastor, lo reconoce y lo sigue. Precisamente esto es lo que Dios quiere que hagamos nosotros: que obedezcamos su voz y lo sigamos.

Veámoslo así: Cristo mismo sale a buscarnos. Él es el Buen Pastor que nos da consuelo, paz, sabiduría y vida. Pero en ocasiones, escuchamos otras voces extrañas, nos descarriamos y no nos dejamos interpelar por su Palabra.

Dice el Evangelio: «Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas.» El redil tenía una sola puerta, por la cual entraban las ovejas y el pastor. Se sabía quién era el ladrón, porque trataba de entrar por otra parte. Cuando el pastor y su rebaño pasaban la noche en las colinas, él se acostaba cubriendo la entrada del redil. Su cuerpo servía de puerta, garantizando la seguridad de sus ovejas.

Jesús es la puerta por la cual los justos entran y encuentran vida. Dice la Palabra: «Yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.»

Te invito esta Pascua, a entregarte en las manos del Buen Pastor con confianza. Él cuida de ti siempre. Déjate transformar por su Palabra.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,579 other subscribers

Enlaces recomendados