IV Domingo de Cuaresma: El ciego de nacimiento

IV Domingo de Cuaresma: El ciego de nacimiento

Después de la noche viene el día. ¿Lo crees? Y si te digo que, después de la tormenta, viene la calma. ¿También lo crees? No es fácil ver durante la tormenta. Tampoco podemos ver en la oscuridad, pues necesitamos luz.

El Evangelio de hoy (Juan9, 1-41) nos presenta al ciego, que siguió la voluntad de Dios y vio. Le llegó la luz. Todos estamos llamados a ser luz. La luz da vida a las cosas. Jesús quiere iluminarnos el camino, pero a veces nos resistimos.

Ante la situación que vivimos me pregunto: ¿Para qué Dios ha permitido esta prueba? ¿Será que el Señor quiere iluminarme el camino? ¿Será que Dios quiere que haga Su voluntad y no la mía? ¿Será que quiere que me acerque más a Él? ¿Será que Dios quiere que yo sea luz para otros? ¿Me está llamando el Señor? ¿Cómo puedo servirle?

Tantas preguntas me surgen. Reconozco que Él quiere que saque más tiempo para orar. Ahora que estoy en casa, descubro que tengo el tiempo. El Señor me ha regalado un retiro de varias semanas. Confío en que este virus pasará y nos abrazaremos nuevamente. Estamos todos viviendo una Cuaresma distinta. Recuerda, después de la Cuaresma viene la Pascua. Confía.

El Señor permite esto por un bien mayor. ¿No entiendes? Pues yo tampoco. Pero hoy, con total confianza le digo: Señor, quiero escuchar Tu voz. Quiero hacer Tu voluntad. Dame de Tu luz que quiero ver. Guíame Señor. No entiendo, pero gracias por el bien que quieres de esto. ¡TE AMO JESUS!

¡Adelante con fe!

Diác. Richie

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,672 other subscribers

Enlaces recomendados