III Domingo de Cuaresma: un llamado a la conversión

Jesús en el Evangelio de hoy (Lucas 13, 1-9) nos hace un llamado. «… Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera». Pero también aparece dándonos una nueva oportunidad, «a ver si da fruto».

III Domingo de Cuaresma: un llamado a la conversión

La parábola de la higuera nos muestra a un Dios que es paciente y misericordioso, y el salmista está de acuerdo: «El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia» (Salmo 102).

Dios, con su inagotable paciencia, nos da numerosas oportunidades para acercarnos a Él con arrepentimiento y comenzar a dar el fruto que produce la vida divina. Y, ¿cuál debe ser nuestra respuesta?

Nosotros, una vez conscientes del inmenso amor que tiene Dios por nosotros, debemos aceptar el llamado. Esto es rechazar el pecado y vivir para Cristo. Somos llamados a una conversión de corazón, lo cual no es poca cosa.

Conversión es hacer los cambios necesarios para acercarme al Señor. Conversión es caminar hacia la santidad, buscando y haciendo la voluntad de Dios. Conversión es vivir según el Reino de Dios, que implica, amar al prójimo, porque quien ama al prójimo también ama a Dios. Conversión no es el fin, sino el camino para alcanzar la gloria de Dios.

Decía Santa Teresita: “Mi alegría es cumplir siempre la santa voluntad de mi Jesús, mi único y sólo amor. Así, vivo sin miedo, amo el día y la noche por igual”.

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,580 other subscribers

Enlaces recomendados