XXX Domingo durante el año: ¿Qué quieres que haga por ti?

El Evangelio de hoy (Marcos 10, 46-52) nos sorprende con una hermosa escena. Jesús, caminando con la multitud y se cruza con el ciego Bartimeo, quien grita con insistencia pidiendo ayuda. Jesús, lo atiene, lo escucha y le pregunta: «¿Qué quieres que haga por ti?»

XXX Domingo durante el año: ¿Qué quieres que haga por ti?

La respuesta no se hace esperar: «Maestro, que pueda ver.» Jesús le dijo: «Anda, tu fe te ha curado.» Dice la Palabra que «al momento recobró la vista.»

Este es el Jesús que conocemos, cercano, que escucha, se interesa, sana, que te llama y que salva. Hoy, Jesús te hace la misma pregunta a ti: «¿Qué quieres que haga por ti?»

¿Qué vas a responder? Te sugiero que respondas como el ciego: «que pueda ver» … Señor Jesús, abre mis ojos del alma, para que pueda ver y gozar tus maravillas. Señor, abre mis ojos para que pueda ver mis faltas y pedir perdón a aquel que ofendí. Señor abre mis ojos y los de mi familia para que juntos podamos cargar la cruz con alegría.

Al final, dice el Evangelio que «lo seguía por el camino.» Claro, porque después de ver a Jesús, experimentar Su amor y la sanación del alma no podemos hacer otra cosa más que seguirlo y anunciarlo a todos.

De nuevo, hoy la pregunta es para ti: «¿Qué quieres que haga por ti?»

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,590 other subscribers

Enlaces recomendados