V Domingo durante el año: Alaba al Señor, que sana los corazones destrozados

Me gusta caminar y darle los buenos días a la gente que me encuentro. Muchos andan cabizbajos y al recibir el saludo la mayoría responde.

V Domingo durante el año: Alaba al Señor, que sana los corazones destrozados

A veces procuro entablar una conversación. Solo digo: ¿Qué tal? La respuesta que domina es: Pues ahí. Como encerrando una gran tristeza y decepción. Aprovecho el momento y menciono a Dios. Con solo decirle Dios te bendiga, el rostro le cambia. Como si se les comenzara a arreglar el día. Casi siempre consigo un gracias o una sonrisa… y los más arriesgados me responden con un: ¡Amén!

Dice el Salmo 146: «Alabad al Señor, que sana los corazones destrozados».

Claro que este tiempo de pandemia ha sido bien duro. Pero no te dejes desanimar ni enfriar. Levanta tus brazos, mira al cielo y alaba a Dios por tantas bendiciones que recibes cada día. Jesús camina a tu lado, no te deja sólo y quiere sanar tu corazón destrozado.

Dice el Evangelio (Marcos 1,29-39) que Jesús curó a muchos, predicaba y expulsaba demonios. De la misma manera Él quiere obrar en tu vida hoy. ¡Déjate sorprender!

Te invito a hablar con todos de Jesús y de las maravillas que Él hace hoy en tu vida. «¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!» (1Corintios 9,16). ¡Bendecidos!

¡Adelante con fe!

Diácono Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,625 other subscribers

Enlaces recomendados