Para Dios todos están vivos

Los saduceos eran los aristócratas del clero, eran ricos, controlaban el Templo y proponían una interpretación estricta de la ley de Moisés. Para ellos, la idea de una resurrección de los muertos era una gran herejía (la creencia en la resurrección surge en el judaísmo tardío y aparece por primera vez en los libros de los Macabeos). Por eso, cuando tienen la oportunidad de confrontar a Jesús, los saduceos tratan de tenderle una trampa: una mujer que se ha casado con 7 hermanos y enviudado de cada uno de ellos, ¿de quién será esposa en la resurrección? (Lucas 20, 27-38).

Para Dios todos están vivos

Esto de resucitar no es fácil de entender, aun sabiendo que un día vamos a morir. Mirémoslo de este modo, solemos angustiarnos por la muerte, pero, ¿qué pasos concretos estoy tomando para lograr la Salvación?

El Evangelio hoy nos dice: “no es Dios de muertos, sino de vivos”. Usualmente nos preocupamos por buscar la felicidad terrenal, y se nos olvida que la verdadera felicidad viene del Cielo. A veces actuamos como si estuviéramos muertos, pues nos acomodamos a una vida de pecado. Mientras que Jesús nos quiere vivos, “porque para Él todos están vivos”.

San Juan Pablo II nos alertó contra la ‘cultura de la muerte’ que nos propone el mundo, y nos invita a seguir la ‘cultura de la vida’ que nos propone Jesús. Digámosle sí a la vida, en todas sus manifestaciones. Digámosle sí a Dios.

Como dice nuestro querido Papa Francisco en su estilo peculiar: “Queridos amigos, nuestra vida es plena sólo en Dios”. Sonríe, que Dios nos quiere felices.

¡Adelante, con fe!

Diác. Richie

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,654 other subscribers

Enlaces recomendados