Oración de san Juan Pablo II a Nuestra Señora de la Asunción

Madre asunta al Cielo:
Tú eres esplendor
que no ensombrece la luz de Cristo,
porque vives en Él y para Él.

Todo en ti es “SÍ”:
Tú eres la Inmaculada,
eres transparencia y plenitud de la gracia.

Aquí estamos, pues, tus hijos,
para buscar amparo bajo tu materna protección
e implorar confiados tu intercesión
ante los desafíos ocultos del futuro.

Te encomendamos a todos los hombres,
comenzando por los más débiles:
a los niños que aún no han visto la luz
y a los que han nacido en medio de la pobreza y el sufrimiento;
a los adolescentes rebeldes;
a los jóvenes en busca de sentido,
a las personas adultas que no tienen empleo
y a las que padecen hambre, olvido, violencia y enfermedad.

Te encomendamos a las familias rotas,
a los ancianos, venerables y patriarcas que carecen de asistencia
y a cuantos están solos y sin esperanza.

Abre nuestros corazones a la justicia y al amor,
y guíanos hacia una comprensión recíproca
y hacia un firme deseo de paz.

Amén.

Comentarios

  1. Virgencita Santísima, hoy que es día de tu Asunción, te ofrezco hoy y siempre madre mía mi cariño y veneración. Por tu poderosa intercesión te encomiendo la vida de mis tres hijas para que tu hijo amado me las revista de salud de cuerpo y alma, y me les ayude en todas sus actividades. También te encomiendo el problema de la UNAH para que ya cese el paro de clases y así nuestra juventud pueda continuar estudiando. Te saludo con esta oración: ¡Bendita sea tu pureza eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A tí soberana princesa, Virgen sagrada María, yo te ofrezco en este día, alma , vida y corazón, no me dejes madre mía!. Amen.

    MARIA EUGENIA

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,654 other subscribers

Enlaces recomendados