La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros

El segundo domingo después de Navidad es como si fuera un eco de la solemnidad de la Natividad del Señor. Por eso la liturgia nos invita a fijarnos nuevamente en el Misterio de la Encarnación: la Palabra que se hace carne y acampa entre nosotros (Juan 1, 1-18). Este Misterio en el que reflexionamos en este tiempo es el mismo que contemplarán mañana los magos de Oriente cuando llegue a adorar al Niño Dios.

La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros

¡Feliz año nuevo! Repetimos mucho esta frase, pero pensamos que es difícil encontrar la felicidad. Alguno dirá, es que a mí todo me sale mal, es que este problema familiar, económico, o de salud.

Dice el Evangelio de hoy: «La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre». Es una invitación a dejarnos iluminar por la Luz, por la Palabra, dejémonos iluminar por Dios. Más adelante dice: «Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria». Realmente hermoso.

Dios se hizo una criatura sencilla e indefensa y nació en un humilde lugar por amor a ti y a mí. Se hizo Niño, pero además se quedó con nosotros en la Eucaristía. Que gran regalo de amor. ¡Míralo, contémplalo! ¡Deja que te hable, deja que te ilumine! ¡Deja que ‘acampe’ en ti!

Tu pasado y tu pecado no te definen ni determinan tu presente. Deja el año que pasó atrás y mira hacia arriba, hacia el Cielo, con confianza.  Con la misma confianza que tenían los magos de Oriente y que salieron a buscar al Niño. Anda, búscalo. Descubre al Niño que quiere nacer en ti y en tu familia. «Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo».

¡Adelante con fe!

Diác. Richie

Comentarios

  1. AMÉN.

    PEDRO ARSENIO LAVARREDA ANLÉU.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,655 other subscribers

Enlaces recomendados