La contradicción del Domingo de Ramos

La liturgia de hoy nos presenta la incoherencia de los seguidores de Jesús. Por un lado le alaban y le glorifican en su entrada triunfal a Jerusalén; mas, sin embargo, días más tarde le niegan y piden su crucifixión.

“¡Qué diferentes voces eran: «quita, quita, crucifícale» y «bendito sea el que viene en nombre del Señor, hosanna en las alturas»! ¡Qué diferentes voces son llamarle ahora «Rey de Israel», y de ahí a pocos días: «¡No tenemos más rey que el César!» ¡Qué diferentes son los ramos verdes y la cruz, las flores y las espinas! A quien antes tendían por alfombra los vestidos propios, de allí a poco le desnudan de los suyos y echan suertes sobre ellos.”

San Bernardo, Sermón en el Domingo de Ramos, 2, 4

Al igual que aquellos discípulos, muchos de nosotros experimentamos en nuestra propia vida esta doble contradicción. Nos pensamos “muy cristianos” porque acudimos a Misa los domingos y hacemos algún Rosarios en la semana, sin embargo, cambiamos la cara ante la miseria que nos rodea… ante el hermano que sufre y necesita una mano amiga o un hombro donde descansar… o ante el pobre mendigo que busca un bocado que llevar a su boca… o ante el niño perdido que todos llevamos dentro y que busca el camino a la casa del Padre… El mismo Jesús nos dice que cuando dejamos de ayudar a nuestro prójimo, es a Él a quien negamos nuestra ayuda (Mateo 25, 31-46).

“Ser cristiano” es llegar a vencer esa contradicción que existe en nosotros; a eso se dirigía este tiempo de Cuaresma que ya va llegando a su final. Pero aún nos queda la Semana Mayor, abramos nuestro corazón a Jesús y pidámosle que transforme nuestra vida, y que siempre podamos ser ese humilde burrito que lo llevó sobre su lomo aquel día a la entrada de Jerusalén.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,636 other subscribers

Enlaces recomendados