La Catedral de Notre-Dame y la Semana Santa

Dos cosas he aprendido con los años:

  1. en el ámbito de la fe, nada sucede por casualidad;
  2. aunque nosotros no podemos verlo en el momento, Dios tiene un plan que sobrepasa —por mucho— nuestro entendimiento.

El fuego que consumió ayer la Catedral de Notre-Dame, en París, es sin duda una tragedia. Su valor arquitectónico, histórico, artístico y cultural es incalculable. Mucho más si consideramos su valor como icono de la fe católica en Europa y en todo el mundo. Para que tengas una idea de su importancia, Notre-Dame es el monumento más visitado de París —más que el Louvre y la Torre Eiffel— y recibe cerca de 14 millones de visitantes cada año. Por eso, cuando salió la noticia del incendio en el día de ayer, el mundo se detuvo para fijar sus ojos y sus corazones en lo que acontecía.

Entre foto y foto y noticia y noticia, pensaba y oraba mientras un pasaje de los Evangelios daba vueltas en mi mente: «Destruid este Templo y en tres días lo levantaré» (Jn 2, 19). Es que este suceso al comenzar la Semana Santa y en un mundo que está tan necesitado de conversión no puede ser coincidencia, sino dios-cidencia… por eso creo que Dios transformará esta desgracia en una oportunidad de gracia incalculable para su Iglesia y para el mundo entero.

Hoy te invito a rezar junto a Monseñor José Ignacio Munilla (Obispo de San Sebastián) con esta acertada oración:

Querida Madre, te suplicamos que esta “desgracia” se convierta en “gracia”; de forma que la restauración de tu templo de Notre Dame, llegue a ser una parábola de la reconstrucción de la fe de Europa desde sus cenizas.

(Rezar tres Ave Marías)

Comentarios

  1. AMÉN.

    Pedro Arsenio Lavarreda Anleu

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,636 other subscribers

Enlaces recomendados