¡Feliz Pascua de Resurrección!

¡El Señor ha resucitado, Aleluya! Hoy es un día de gozo, de alegría, de contentura en el espíritu, pero sobre todo, hoy es un día de esperanza.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Fíjate, cuando comienza un nuevo día nos alegramos porque tenemos una nueva oportunidad para empezar de nuevo. Lo mismo cada 1ro de enero, celebramos porque tenemos delante de nosotros “360 páginas en blanco” donde escribiremos nuestra historia un año más. Pues algo similar —pero mucho más grande y perfecto— sucede hoy. Con la resurrección de Jesús celebramos que Él se ha levantado de la tumba y vive. Celebramos su victoria sobre el pecado y sobre la muerte. Y celebramos, también, que comienza una nueva creación… nueva creación en nuestro entorno y nueva creación dentro de nosotros mismos.

Al comienzo de cada día y de cada año, somos nosotros quienes tenemos que decidir qué vamos a hacer con esa nueva oportunidad que se nos regala. Lo mismo sucede hoy: Jesús resucitado se para delante de nosotros y nos ofrece una nueva vida. Una vida llena de Vida (valga la redundancia). Pero nos toca a nosotros tomar la decisión de vivirla. Nos toca a nosotros dar de nosotros para construir un mundo nuevo. Mira los discípulos, se dejaron transformar por la resurrección y se convirtieron en semillas de la Iglesia.

Déjame explicarlo de otra manera… Hoy se abre delante de nosotros un mar inmenso de posibilidades y Jesús resucitado nos muestra que nada es imposible para Dios. Solamente nos pide cooperar con Él para hacer de este mundo un mundo nuevo. Si tenemos pecado en nosotros, Él puede arrancarlo, pero tenemos que ir al confesionario y hacer un esfuerzo genuino por no pecar más. Si tenemos una enfermedad o una situación difícil que afrontar, Él nos tiende su mano y nos ofrece su fortaleza, pero tenemos que confiar en el Plan que Él ha trazado para nosotros. Si queremos cambiar nuestra comunidad o nuestro país, Él es la roca firme sobre la que nos debemos levantar como líderes y ser instrumentos de cambio. Si queremos eliminar el hambre, la pobreza y la injusticia en el mundo, Él se lanza a esa empresa con nosotros, pero tenemos que ser conscientes que esos cambios no se logran criticando o esperando que otros lo hagan, sino dándonos nosotros mismos.

¡El Señor ha resucitado, Aleluya! Y con su resurrección nos regala la semilla de un nuevo mundo, decidamos ser los labradores que la haremos germinar y dar fruto…

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Comentarios

  1. AMÉN.

    Pedro Arsenio Lavarreda Anleu

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,612 other subscribers

Enlaces recomendados