A los sedientos que te buscan

A los sedientos que te buscan

A los sedientos que te buscan: que te hallen, Señor.

A quienes llaman a tu puerta: ábreles, Señor.

A quienes se encuentran abatidos: restáuralos, Señor.

A quienes están heridos: sánalos, Señor.

A quienes necesitan paz: dales tu Espíritu.

A quienes se sienten solos: recuérdales que allí tienen a María, su Madre.

A quienes tienen miedo o un corazón endurecido: cautívalos con tu mirada.

A quienes quieren mejorar su comunicación contigo: muéstrales la belleza de tu rostro.

A quienes anhelan una mayor intimidad contigo: abrázalos con el fuego de tu amor.

A quienes han descubierto el tesoro de tu Eucaristía: que perseveren a tu lado hasta el final.

A todos, concédeles que por obra del Espíritu Santo reciban la gracia de encontrase contigo, vivir la experiencia de tu misericordia y ser testigos de lo que han visto y oído en la oración.

Señor, que hoy prueben y quieran más. Amén.

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,654 other subscribers

Enlaces recomendados