El camino de Cuaresma 13

¿quién es Jesús para ti?
¿qué lugar tiene en tu vida?

Todos los cristianos necesitamos preguntarnos —en algún momento o ante determinada situación— quién es Jesús para nosotros, qué lugar le estamos dando en nuestra vida. La respuesta podría parecernos obvia: si somos cristianos deberíamos creer que Jesús es el Cristo, con todo lo que el título implica. Pero en la práctica no resulta de esta manera. Por eso hay “cristianos” pro-choice, que favorecen el aborto. Por eso hay “cristianos” que impulsan las propuestas de la ideología de género. Por eso hay “cristianos” que prefieren creer a su manera. Siento decirte que esto no funciona así… para creer en Jesús hay que creer en todo lo que Él dijo y enseñó, porque creer solamente lo que me gusta o lo que me conviene, eso no es creer.

El Arzobispo Francois Fénelon escribió: “Querer todo lo que Dios quiere, quererlo siempre, en toda ocasión y sin reservas, esto es el Reino de Dios que está en el interior”. Si decimos que Jesús es nuestro Rey y Señor, entonces debemos vivir nuestra vida entregados a Él y buscando su Reino.

Hoy te invito a hacer un acto de abandono a Dios con esta hermosa oración de Francois Fénelon:

Dios mío, me quiero entregar a Ti. Dame el valor necesario para hacerlo. Dentro de mí, mi espíritu suspira por Ti. Fortalece mi voluntad. Tómame. Si yo no tengo la fuerza necesaria para dártelo todo, entonces atráeme con la dulzura de tu amor.

Señor, ¿de quién soy, sino tuyo?¡Qué horrible sería pertenecer a mí mismo y a mis pasiones! Ayúdame a hallar en Ti toda mi felicidad, porque no hay felicidad alguna fuera de Ti. ¿Por qué tengo miedo de romper mis cadenas? ¿Acaso las cosas de este mundo significan más que Tú para mí? ¿Tengo miedo de entregarme a ti? ¡Qué error! Ni siquiera soy yo quien me entregaría a Ti, sino que eres Tú el que te entregarías a mí. Toma mi corazón.

¡Qué gozo tan grande es estar contigo; estarme callado para poder escuchar tu voz! Aliméntame y enséñame desde tus profundidades. Oh Dios, sólo Tú haces que te ame. ¿Por qué habría de tener miedo a dártelo todo y acercarme a Ti? ¡Quedarme en el mundo es algo más aterrador que esto! Tu misericordia puede vencer cualquier obstáculo. No soy digno de Ti, pero me puedo convertir en un milagro de tu gracia… Amén.

Comentarios

  1. AMÉN.

    Pedro Arsenio Lavarreda Anleu

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,609 other subscribers

Enlaces recomendados