Carta a mi hijo ateo

La novena carta de Padre Jorge aborda un tema muy actual: el ateísmo. Como las anteriores, esta carta también sigue la línea de la comprensión, del consuelo, de la misericordia. Y aunque sería imposible responder a todas las variantes o acepciones del asunto, esperamos que de alguna manera les sirva, no solamente a quienes pudieran conocer un caso parecido, sino a los que atraviesan dudas de fe, noches oscuras y angustias ante el misterio de Dios… les confieso que de todas las cartas, esta es (hasta ahora) mi favorita.

Carta a mi hijo ateoCarta a mi hijo ateo:

Desde hace varios meses, quizás años, me había estado dando cuenta de tu aversión a las cosas de la Iglesia. No querías ir al templo con nosotros los domingos, mantenías la boca cerrada cuando bendecíamos los alimentos, la palabra Dios parecía ajena de tu vocabulario, demostrabas hostilidad cuando tratábamos de temas religiosos, o eras muy crítico con nuestra iglesia y sus pastores.

Tu declaración ayer de que te considerabas ateo, no me sorprendió. Sí me dejó lastimado pero no causó la sorpresa que pensabas. Por lo que te decía arriba, era algo ya esperado. Por eso no escuchaste reproches, ni gritos, ni siquiera una palabra de condena. El Dios en quien creo habría hecho lo mismo en mi caso.

Ya hace tiempo estaba meditando en qué yo había fallado al transmitirte la fe. No hemos sido una familia perfecta. Reconozco que por momentos descuidamos nuestra vida espiritual, creo que son etapas por las que pasamos todos. Sin embargo, Dios ha estado presente en todos los momentos de nuestras vidas: le dimos las gracias cuando nacieron ustedes mis hijos, le pedimos cuando se enfermaron, los encaminamos al templo desde pequeños, les hicimos conocer un Dios de misericordia, de perdón, de amor.

Entiendo que pude, por momentos, no dar testimonio de mis creencias. Fue más el afán del día, las preocupaciones del trabajo, el mantener a la familia. Pero sé que Él me sostenía, que, aunque yo no lo recordaba, Él sí se acordaba de mí.

Es cierto que a Dios no lo vemos, que no entendemos cómo permite el sufrimiento, el dolor y la muerte en las personas que consideramos “buenas”, que a veces parece lejano, muy callado, envuelto en un manto de silencio que nos angustia, que ha dejado una Palabra que no es fácil de interpretar, que por más que lo tratamos de entender, sigue siendo para muchos indescifrable, indescriptible, indefinible.

Todas esas preguntas no te las puedo responder. Algunas yo también me las hago. Sin embargo, quiero que sepas que, aunque no quieras creer en Él, Él sí cree en ti; aunque no le ames, Él te ama entrañablemente; aunque no le entiendas, Él sí te comprende; aunque tú le rechaces, Él te acepta tal como eres y quiere verte feliz y no sólo feliz sino verte santo, íntegro, en armonía contigo mismo, con los demás y el mundo que te rodea.

Cuenta con mi compañía en tu discernimiento. Hoy me siento invitado a orar doblemente: le oraré por ti y por mí, le alabaré por las veces que tú no lo hagas, le pediré lo que creo que necesites y no le pidas, le bendeciré por las veces que la palabra Dios no salga de tu boca. Sé que en lo más profundo de tu corazón allí está Él. Le pediré que se te haga el encontradizo, que se te revele y te muestre su amor y su misericordia.

Te quiere,

Papá

P. JSC 08/04/2014

Comentarios

  1. Vaya vaya, veo q no entiendes nada de ateísmo…

    Lucio Fabian Dure Gonzalez
  2. Lucio, te voy a explicar algo… yo soy católico de cuna, pero más importante, soy católico por convicción… creo en Dios porque me encontré con Él… como tú dices, lo sentí en mi corazón… pero también lo veo en las cosas que suceden alrededor mío… como te dije antes, mi vida no siempre fue así… desde mi adolescencia y por más de 30 años, vivi como si Él no existiera… y durante ese tiempo, nunca me definí como “ateo”… esa es una etiqueta de los que dicen no creer para ocultar su miedo u odio a la Iglesia o a Dios…

    Te lo explico de otra manera… durante mis años “alejado” de Dios, ni siquiera una sola vez busqué a grupos de creyentes para decirles mis razones para no creer… y durante mis años de católico practicante, ni una sola vez he buscado grupos de personas que creen distinto a mí —o de esos que dicen no creer— para exponerles mis razones… cada quién es libre de vivir el rollo que mejor le plazca… la libertad es un regalo de Dios… pero debe estar matizada por el respeto… y el respeto es para todos, creyentes o no-creyentes por igual… no tengo problemas respetando tu falta de fe… pero no veo la misma tolerancia de tu parte hacia mí…

    Decía Blaise Pascal (más científico que “fanático religioso”) que “Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe. Porque si después no hay nada, evidentemente nunca lo sabré, cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi actitud de rechazo”…

    Si, como tú dices, no crees… ¡fantástico…!!! Esa es tu elección… lo que no me cuadra es esta insistencia tuya de sostener tus razones… y más aún, que sigas viniendo a leer lo que te respondo… lo siento, pero eso no es de “ateos”… todo lo contrario, es de alguien que se empeña en rechazar a Dios… y el rechazo siempre implica el reconocimiento de ese que se rechaza…

    Que Dios te bendiga…

    Romualdo

    Romualdo
  3. vaya, tantos comentarios no sirven para nada, cerrar los ojos al mundo, haber estado en lo que yo estoy.. señor, perdona, pero no vivimos en entornos iguales y dugo que ni sabes que es lo que yo pienso.. y buen, tu crees en tu dios, tal dios por mi no existe, y bueno suponiendo q existe, pero de todos modos no sirve para un carajo… pues no creo ni creeré si nunca ponen una prueba real que sentirlo en su corazon no es mas que palabras…

    Lucio Fabian Dure Gonzalez
  4. Veo que tu tono va cambiando… en el primer comentario era condescendiente, ahora va mostrando más “color” en contra de la Iglesia…

    Solamente dos comentarios… primero, el mundo va cambiando… es cierto, mucho adelanto científico, pero un descenso en la moral de nuestra sociedad… puedes pensar que me refiero a la inmoralidad sexual que existe, en todas sus formas… pero si dejamos eso a un lado, el resto del mundo va rodando cuesta abajo: el daño climático, la explotación de los más pobres, la corrupción globalizada… el mundo puede haber cambiado para bien en algunas cosas, pero en otras ha retrocedido a la edad de piedra… son las consecuencias de pretender vivir una vida sin Dios…

    En segundo lugar… dices que las personas que cité “no tienen tan buen historial de vida”… San Agustín, Padre Pío, Padre Alberto Hurtado, Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II, Made Angélica y el Papa Francisco… ¿realmente conoces la vida de estas personas…? Y el cuento de los pederastas… ¿sabes que en promedio hay más maestros de escuela y familiares que han abusado de niños que sacerdotes…? Claro, esas estadísticas no hacen buenos titulares porque lo que vende son las noticias que atacan a la Iglesia… tampoco son noticia los hospitales, los orfelinatos y las escuelas que la Iglesia mantiene, ni todos los misioneros que están dejando sus vidas en comunidades y países en necesidad… ¿cuántos ateos conoces que han ido a estos países a atender a los pobres, enfermos, huérfanos y abandonados…?

    Fíjate… yo hablo desde mi experiencia… estuve donde tú estás… pensé como tú piensas… y dije muchas de las cosas que tú dices… sin embargo, el tiempo y la vida (y Dios) me mostraron que estaba equivocado… pude haber seguido vacío y amargado, pero descubrí que el hombre fue creado para buscar a Dios… y desde entonces mi vida cambió… cambió para bien… hoy soy mejor persona… vivo feliz… y trato de hacer del mundo un mejor lugar… todo esto porque creo que Dios es Amor y que Él me envía a amar a los demás…

    En el mundo no existe nada perfecto… no importa lo que miremos, en todo existen “luces y sombras”… filosofías políticas, como el capitalismo, socialismo y comunismo, si deseas creer en una de ellas puedes leer sus virtudes y te convertirás en su defensor acérrimo… de la misma forma, puedes fijarte los horrores de las otras dos y condenarlos hasta morir… pero la verdad no se encuentra en los extremos… lo mismo sucede con la Iglesia… si te fijas en sus sombras, puedes encontrar miles de excusas para no creer… más aún si lo que miras son las calumnias que dicen sobre ella (o sus miembros)… pero cuando fijas tu vista en sus luces, llegas a entender que hay Alguien más en ella… Alguien más que la guía y que obra a través suyo… y ese Alguien es Dios…

    Lo mejor que tiene la vida es que te da el tiempo para recapacitar y corregir las posturas equivocadas… pero tenemos que tener un deseo genuino de conocer la Verdad (y la Verdad con mayúscula no es subjetiva ni se limita a una opinión ni cambia con el mundo o la sociedad)… y la humildad para reconocerla cuando se encuentra…

    Un abrazo fraternal… y la bendición de Dios, que te ama a pesar de que sigas empeñado en esconderte…

    Romualdo

    Romualdo
  5. Primeramente digo señor, con mucho respeto, como dices tener experiencia deberias saber que tu experiencia no explica la mía, y asi muy bien sabido q no vale toda la experiencia q uno tengo, nunca puede juzgar sentimientos ajenos, y mira bien, no tengo miedo, no me escondo, ademas, tu dices que si fueras ateo no te importarías por la religión, pues bien, sinceramente es muy difícil que un creyeante piense como un ateo puesto q tienen límite de pensamiento q tales mismos se implantan, quizas tengas mas edad que yo, por un lado puedes haber.tenido mas experiencias que yo pero en efecto, tu has vivido en una realidad distinta a la mia, hace 20 años el mundo era otro, otros hábitos, otros modales,.. y digo bien, por que no importarse con la religión y una creencia q dio muerte que cualquier otra ideologia?
    Y esos Personajes q citaste unos q otros no tienen tan buen historial de vida, … promueven movimiento contra el Homosexualismo y otras calamidades pero cuando se trata de pederastas extorcionadores de la iglesia, se quedan calladitos por que lo importante es la imagen de la iglesia, el dios tiene gracia enel culo del que lo ssufrió “”””… y yo no busco vivir la” vida loca” (hablando en tus contextos) ni busco dinero (que sea mas alla de lo necesario para vivir) … el mundo cambia… y las religioNes quieren revertir ese cambio, la ciencia extraña nos lleva al espacio, la creencia extrema derrumba edificios… y no quiero bendición de tu dios’ ademas q ese dios no es misericordioso ni tiene tanta paciencia cono dices tú, y mas, si vamos a basarnos en lindos textos de creyentes todo es color de rosas, por eso hay q mirar mas a fondo, mira todo lo de la biblia, mira la historia y no solo tu nariz que el mundo gira y no espera, y al parecer q el q tuvo miedo fuiste tú que no pudo creer en si mismo y no hizo mas q caer en la misma cueva q un dia te cabaron…

    Lucio Fabian Dure Gonzalez
  6. Una de las cosas que más me fascina es ver como algunos ateos dan testimonio de su falta de fe… pienso, para mí, que si yo no creyera en Dios no me preocuparía de las religiones ni andaría tratando de convencer a otros de que tampoco crean… al final, sólo se trata de proselitismo de un “dios” a-personal…

    Lucio Fabián, hablando específicamente sobre tu comentario… no se puede “juzgar” a Dios por las actuaciones de algunos hombres que dicen creer en Él… especialmente cuando se hace el ejercicio de forma selectiva y hasta “hipócrita” (perdona, no me refiero a ti sino a la forma como la sociedad nos mueve a actuar)… buscar a un mal creyente, alguien que da un anti-testimonio de su fe, y pasar juicio sobre el Dios en el que dice creer es incorrecto (por decir lo menos)… si quisiéramos hacer una búsqueda honesta, deberíamos estudiar la vida de personas que vivieron su fe en forma plena y hasta heroica… por ejemplo, deberíamos mirar la vida de Santa Agustín, o de Padre Pío, o del P Alberto Hurtado, o de Madre Teresa de Calcuta, o de Juan Pablo II, o de Made Angélica… o simplemente ver el ejemplo que nos está dando el Papa Francisco… esos deberían ser los verdaderos modelos a mirar si queremos conocer la imagen de Dios como lo enseña y vive la Iglesia…

    Por otra parte, tampoco es lo mismo la fe que profesa un católico que la que profesa un luterano, o que la que profesa un evangélico de corte pentecostal… los tres creen que Jesús es el Señor… pero la forma de vivir la relación con Él es distinta… inclusive la visión de Dios llega a ser diferente… por ejemplo, mi esposa nació en una familia luterana que luego se convirtió al pentecostalismo… para ella eso fue una experiencia traumática porque la predicación que conocía de un Dios-amor cambió a un Dios-castigador… y el énfasis de su pastor, más que el perdón, la misericordia y la paz, se centraba en el fuego consumidor del infierno al que irían los que desobedecieran lo que él (el pastor) les decía que era la “palabra de Dios” (su interpretación)… en mi caso (y el de mi esposa), la búsqueda comenzó reconociendo que hay una Iglesia que tiene su raíz en Jesús y los Apóstoles, y es la única con una historia documentada de 2,000 años… para luego aprender lo que verdaderamente cree, enseña y vive esa Iglesia (es importante lo de “verdaderamente” porque no es lo mismo lo que dicen que hace que lo que realmente hace)…

    En tercer y último lugar… el haber comenzado a “investigar” las religiones a los 15 años puede ser un buen slogan publicitario, pero no representa necesariamente un hecho importante… por ejemplo, si tienes 70 años y comenzaste a los 15, llevas toda una vida dedicado a esa tarea… pero si comenzaste a los 15 y tienes 22, pues apenas empiezas a dar los primeros pasos y es mucho el camino que te falta por recorrer…

    Vuelvo a mi caso particular… también a los 15 años (más que un búsqueda se trata de una etapa de la adolescencia) comencé a dudar y a buscar… pasé por todas las “ideologías” de moda… reencarnación, rosacruces, esoterismo, induísmo, etc… hasta una breve incursión al espiritismo durante mis años de universidad… y toda esta “búsqueda” en realidad era un escape para no creer lo que me habían inculcado de pequeño… eventualmente terminé como muchos jóvenes profesionales, creyendo que lo importante era hacer dinero y vivir “la vida loca”, como diría Ricky Martin… pero cuando somos honestos con nosotros mismos, nos damos cuenta que todos tenemos en nuestro corazón un anhelo de eternidad que nos impulsa a creer y buscar “algo” más… hasta que comprendemos que ese “algo” es Alguien… que está vivo y que no seremos completamente felices hasta que estemos junto a Él… San Agustín decía “Nos hiciste para Ti, Señor, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en Ti”… y el salmista canta, “Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo” (Salmo 42, 2-3)… es de esta “sed” de donde nuestro blog toma su nombre…

    Actualmente tengo 55 años y llevo solamente 15 de haberme dejado encontrar por ese Dios de quien tú te escondes… así que mi periodo de búsqueda fue mucho más largo que el tuyo (perdona, pero me gustar saber a quién le hablo así que te busque por FB)… por experiencia te digo que no eres ateo ni agnóstico… sino un alma que tiene miedo —pánico— de dejarse alcanzar por la gracia de Dios… eres libre de seguir corriendo y escondiéndote… Dios respeta tu libertad… pero te revelo un secreto, su paciencia es tan grande como su misericordia… y un día todos nos dejamos alcanzar…

    Que Dios te bendiga…

    Romualdo

    Romualdo
  7. Perdon por esto que voy a decir.. pero yo era cristiano, pero he ahora de verdad ya no creo en eso de cristo y esas cosas, he leido la biblia completa y la verdad que cuando mas lo leía mas contradicciones eencontraba, y ademas dicen muchos creyentes que todo ya esta escrito, y pies si es asi no es necesario que hagan sus reflexiones del “gran amor” de un dios que si no crees en él te castiga con sufrimiento y dolor,… y si digo bien.. entender a ese dios es facil, lo dificil es entender a sus seguidores que dia tras dia inventan cosas que no son, si crees en un dios es porque de joven te metieron pretextos q ni uno mismo entiende, eso es una exploración intelectual hacia alguien que ni puede defenderse y simplemente cree, asi que si alguien decide despojarse de la creencia religiosa que lo dejen porque la decidión es de cada uno y nadie tiene derecho de interferir en eso… soy ateo agnósticos, y vivo investigando sobre las religiones desde los 15 años, y hasta ahora no he encontrado ni siquiera una prueba real de la existencia de un ser supremo creador de todo, ademas estoy comprobando que esta fe afecta al proceso cerebral… y he visto algunos comentarios muy fuera de serio, y de hecho, los comentarios de los ateo son los mas respetuosos hacia la elección libre del CREER mientras que los creyentes simplemente dicen que el ateísmo es un mal camino, y la verdad que segun bases históricos y actuales que los ateos tienen mayores logros que las religiones… cabe destacar tambien no hay tan siquiera una religión que siga las escrituras al pie de la letra y digo que si lo hiciera este mundo seria un caos total, mas de lo que ya es…
    Atte. BIAN AT

    Lucio Fabian Dure Gonzalez
  8. Dios llama,Dios elige ,El nos amo primero,no lo elijimos nosotro el nos elije y se revela a quien el quiere,no es voluntad de hombre,yeso es lo maravilloso de Dios nole buscamo y el nos busco no le llamos y nos llamo sin importa si le creimos

    sofia
  9. Estoy Pasando esto con mi hijo de 13 años,duda de la existencia de Dios,no quiere asistir AL catecumenado,cuando hizo su primera comunion,era un niño que oraba conmigo todas las noches.Hace poco mi hija utilizo su tablet y encontro paginas en la que se discutia laexistencia de Dios.No supe que hacer o pensar,porque el seguia asistiendo a Misa con nosotros y no se mostraba molesto o incomodo.Al hablar con el,me comenta que tenia dudas,porque no existian Pruebas de la existencia de un Dios.Le dije que luego hablariamos sobre eso,y let recomende tambien leyera sobre Dios.Realmente no estabapreparada para hablar con la calma y paciencia y comprension con que se debe tratar este tema con un adolescente.Soy catolica,creo en Dios,en mi Salvador Jesucristo,asisto poco misa,pero me dedico mas a la ayuda al projimo,las oraciones diarias,soy open mind, no estoy en contra de los matrimonios de parejas del mismo sexo,creoen la equidad de generos,ni en juzgar a nadie por su estilo de vida,respeto a los ateos.Mi hijo ex compasivo con los menos afortunados,ama a los animales,un chico extraordinario,nunca nosha faltado elrespeto,pero me duele tanto pensar que no ama a Dios.Solo me queda pedirle a Dios y al Espiritu santo para que le iluminen su mente y entendimiento y espera,es mi hijo,y siempre lo amare.Si llega a adulto y no cambia su pensar,seguire amandolo y respetare su forma de pensar,con tristeza,pero tengo que hacerlo,respetare su decision.

    Glenda Gonzalez
  10. Estoy padeciendo el mismo dolor: Un hijo que esta en crisis de fe y una hija declarada ‘no creyente’. Pero no es mayor que el dolor y el amor que Dios siente por nosotros cuando le ofendemos, aun los que creemos en El. No se como dirigirme a mis hijos, aun no se revelan a no ir a misa conmigo y su madre. Siento que no les he dado muestra del amor que Dios me tiene…
    Tengo temor de dar malas cuentas cuando llegue ante su presencia, pero tambien sera el mismo dolor no poderlos tener conmigo en el eterno presente que por su infinita misericordia nos regala.
    Yo por mi parte sigo orando a Dios por ellos para que encuentren el camino hacia El.
    Gracias por permitirme expresar mi experiencia.

    Sergio
  11. Este comentario no viene a modo de ofensa ni nada por el estilo, respetuosamente quiero colocar mi opinión.
    Quiero comenzar por hacer un breve resumen de mi panorama familiar.
    Nací en una familia religiosa, más por parte paterna, tios, tias, etc. Era muy chica cuando en al familia se inculcaba la religión cristiana, por lo tanto no podía criticar las charlas que se daban en la mesa, todo lo que escuchaba y con lo que crecía lo tomaba como verdadero. Lo que ocurre es que siempre recé y tuve una fuerte creencia religiosa hasta hace un año.
    Ahora me doy cuenta de algo. Al no tener la posibilidad de reveer la informacion y formar una opinion propia, todo me parecía que era así. Lo que creia era producto de lo que de chica me dijeron que era de tal manera.
    Haciendo la historia corta, por diversas razones, (no por internet) comence a dudar la existencia de un Dios. Recaude información desde ambos lados, creyentes y no creyentes, personalmente me quedo con la segunda. Respeto a los cristianos, tanto como a los musulmanes, como a los que crean en otro tipo de religión. Comprendo que tu creencia no permite tomar el tema con indiferencia, el del hijo ateo. Imagínate que alguien que no cree en algo, no va a pensar que un ser superior lo ama, o cree en él. Simplemente se debe respetar la decisión de cada uno, no “traumatizarlo” (como ocurre en muchos casos, pero no digo que sea en este necesariamente). No es nada malo de hecho, pero repito, entiendo que tu religion lo entienda de otra manera. Es simplemente aceptarlo y dejarlo ser. Ya cada uno rezará o hará lo que crea pero para sí mismo, sin necesidad de invadir a personas que piensan diferente.
    Incluso hay padres que piensan que es algo terrible y desean que su dios los ayude para que su hijo vuelva a tener fe…eso no es dejar a una persona creer libremente (esto lo digo por algunos comentarios que he visto).
    Por dar un ejemplo, imagine que el hijo de un padre musulman le revela a éste que es cristiano. El padre puede reaccionar de diversas maneras, pero así como el hijo no cree en la religión de su padre, los ateos tampoco creen. Digo esto para verlo desde el lado de un hijo ateo. Cada uno con sus creencias, sin invadir.
    Otra vez, esto lo digo respetuosamente sin animo de ofender. Saludos y gracias por leer este comentario.

    Nuria
  12. Querido José Miguel… la fe es un camino que se debe andar por uno mismo… no se puede forzar a creer, como tampoco se puede forzar a no hacerlo… me llama la atención que dices que tienes 18 años como si eso, de alguna manera, validara o le diera peso a tu decisión… cuando en realidad es todo lo contrario, apenas comienzas a vivir y te falta mucho por conocer para verdaderamente tomar una decisión libre… no te ofendas por lo que acabo de decirte, sé que de verdad crees saber lo que te conviene… pero he conocido personas de 50 años reconocer su error y caer de rodillas a los pies del Señor después de una vida rechazándole…

    Fíjate… puedo hablarte de mi historia… nací en una familia católica, con una madre devota de Misa diaria… me eduqué en colegio católico… hice los sacramentos… pero en realidad nunca había conocido a Jesús… no porque ÉL se escondiera, sino porque me faltaba humildad para ver si este asunto de creer era cierto o no… te confieso que me daba miedo que fuera real, pues eso significaba que tendría que someter mi voluntad caprichosa a una Voluntad más grande y más sabia que la mía… eso es lo que sucede cuando reconocemos que somos criaturas y que existe un creador… así que tomé la ruta más fácil para mí… elegí, al igual que tú, no creer… pero, sabes algo, eso no me hacía libre… al contrario, era esclavo de mis miedos y prejuicios…

    Un día me di cuenta que mi vida carecía de propósito… tenía una carrera exitosa… mi matrimonio había fracasado… tenía un hijo… y nunca me faltaba compañía… pero por dentro estaba vacío… luego de mi conversión comprendí que el hombre tiene un “agujero” en su corazón muy grande… y tratamos de llenarlo de muchas maneras… con cosas materiales… nos hacemos esclavos del trabajo… o del sexo… o del alcohol… pero en ninguna de esas cosas está la felicidad… porque ese “agujero” está hecho a la medida de Dios… y solamente ÉL puede llenarlo… por eso el nombre de esta página, tengo sed de Ti… una sed que solamente ÉL puede saciar… y cuando descubrimos su Amor y nos dejamos amar por ÉL… ahí es que encontramos la felicidad y experimentamos la libertad verdadera…

    Yo, al igual que tú, pensaba que tenía todas las respuestas… pero a los 40 años descubrí que no sabía nada de lo que creía saber… no era un mal tipo, pero me sentía dentro de pozo sin salida… y dicen que cuando estás abajo, solamente puedes mirar hacia arriba… y experimenté por primera vez la gracia de Dios… desde ese día han pasado más de 10 años… y no me arrepiento ni un segundo por haber decidido creer…

    Los detalles no son importantes… cada historia es única e irrepetible… el Señor llegará a tu vida, posiblemente cuando menos lo esperes… y entonces entenderás lo que te digo…

    Feliz Navidad y que Dios te bendiga…!

    Romualdo

    Romualdo
  13. Hola, bueno me gusto leerlo, pero aquí les habla la otra cara de la moneda, yo soy el hijo ateo, y les aseguro que mi madre no falló al inculcarme la religión, ella la verdad siempre estuvo atenta, pero yo elegí mi camino, luego de mucho estudio lo elegí y a mi madre le cuesta aceptarlo, entre a esta página buscando entender los sentimientos de mi madre y creo que encontré lo que buscaba, no me reconvertiré a la fe, ya no lo haré, tengo 18 y desde mis 11 llevo contemplando la idea, pero temía decirlo, y no saben lo liberado que me siento, y si de verdad aman a sus hijos, los dejaran liberarse así, porque el cargar con el peso de fingir frente a los padres es muy duro, puede llevarnos a situaciones muy complicadas a nivel personal que nos pueden empujar al borde, nosotros los hijos ateos los amamos, amamos a nuestros padres, el ser ateos no nos hace malas personas, en serio los amamos y es bonito cuando alguien entiende nuestro camino y nos ama igualmente para dejarnos libres a lo que creemos, con el máximo respeto me despido y los invito a reflexionar sobre lo que escribí

    José Miguel
  14. Es una realidad el hecho que no supe guiar bien hacia Dios a mis hijos pues yo misma estuve distraída con las cosas del mundo mucho tiempo, pero creo que nunca es tarde para iniciar ese dialogo con ellos a cerca de Dios si te rechazan solo espera otra oportunidad y haz sentir a los demás lo que Dios ha realizado en ti, una santa terquedad que algún día agradecerán aunque ya no lo veas

    Refugio
  15. Estoy tan identificada. Eso lo estoy viviendo, no solo por el intrnet si no por la influencia tan grande de las amistades en la universidad y el espiritu tan debil de mi hijo mayor.
    y tan bien por mi hija menor qe esta en el mundo cibernautico.
    Doy gracias a Dios por estos espacios qe me hacen sentir y ver qe no soy la unica.

    Maria
  16. Definitivamente, toco mi corazón, pues tengo una hija muy alejada de Dios, si yo estoy lejos ella esta peor, te pido Dios por su conversión y nunca por favor la desampares por tu infinita misericordia Amen

    Alex Dusaan
  17. Pienso que es porque quiere darme una enseñanza,porque quiere evitarme talves un sufrimiento mayor mas tarde, y desde ya me esta bendiciendo abundantemente, pero por tanto llanto no me puedo dar cuenta, pero así es. Después de la tempestad viene la calma.
    Esa calma en el amor de Dios.

    beatriz
  18. Es una carta que toca el corazón, es el amor puro y verdadero de un padre a un hijo.Es el amor de Dios por nosotros sus hijos.apresar del sufrimiento, del dolor, de tus muchas lagrimas, incluso de tu indiferencia ÉL.siempre está a tu lado. Yo me e preguntado- si me ama
    tanto como dice amarme, porque me permite este sufrimiento si se que él puede evitarlo? Pienso que es Porque q

    Beartriz
  19. Muy buena respuesta de ese padre a su hijo….definitivamente se nota su amor infinito a Dios y a su hijo….que la misericordia de Dios se derrame sobre ambos y ayude al hijo a encontrarse con Dios y le de a su padre el mayor de los gozos.

    Clari
  20. Excelente

    Luis Galarza
Página 1 de 212»

Tienes algo que decir

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos.

facebook Sigue nuestro grupo de oración en Facebook.

Apuntes del camino es nuestro weblog o bitácora, donde presentamos pequeñas reflexiones sobre los temas cotidianos que encontramos a lo largo de nuestra peregrinación...

Te invitamos a comentar, aportar, sugerir, elogiar, objetar, refutar... sobre los temas y artículos que aquí presentamos... Lo único que te pedimos es que lo hagas con respeto y caridad, según los valores del Evangelio...

Para dejar tu petición de oración visítanos en

Oremos juntos

«Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo» (Salmo 42, 2-3)...

Recibe nuestros artículos por email...

Subscríbete a nuestro blog y recibirás una notificación cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Join 7,611 other subscribers

Enlaces recomendados